Las pruebas son contundentes, la connivencia y promiscuidad de algunos miembros del Poder Judicial de la Argentina con el ex mandatario Mauricio Macri, revelaron la existencia del lawfare en la Argentina a través de una investigación periodística de El Destape que realizaron Ari Lijalad, Franco Mizrahi y Roverto Navarro. 

Así como al Gangster más famoso de la historia lo atraparon por el estado contable, a Macri lo entrega la lista de visitantes a la Quinta Presidencial de Olivos: Las habituales reuniones con El Juez Hornos, el Juez Borinsky y el Fiscal Raúl Pleé, obtenidas por un pedido de acceso a la información pública, revelaron como fue la trama persecutoria en la Argentina en los años de Cambiemos en el poder.

Ahora el vicepresidente del Consejo de la magistratura, Alberto Lugones, y el Diputado Leopoldo Moreau, se expresaron sobre la investigación del portal El Destape «se deberán investigar y ver si se pueden poner en contexto que fueron reuniones no casuales» las realizadas entre Macri y los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, declaró Lugones. Morau, por su parte, solicitó crear «una comisión investigadora muy amplia» ante un «escándalo de proporciones». Lugones agregó en declaraciones a El Destape Radio «Si no tienen explicaciones para dar, se avanzará, porque hay que ser muy claro en esto y salir de una vez por todas, como dice el tango, de esta situación donde estamos en el lodo, todos manoseados» (utilizando el texto del tango de Discépolo).

Moreau sostiene que «no hace más que confirmar la relación espúrea que tenía un sector de la Justicia con el Gobierno de Macri» y que «Esto pone de manifiesto que la fabricación de causas judiciales lo tenía a Macri como cabeza de esa asociación ilícita» y que el hallazgo de los listados «confirman que Macri era el articulador de esta política de persecución».

Por su parte, el Ministro de Defensa, Agustín Rossi, también se pronunció al respecto «La presencia de jueces con Macri en Olivos demuestra que no inventamos nada cuando decimos que hubo una persecución política contra Cristina» y sentenció «Las visitas de jueces a Macri, en Olivos, son un elemento clave para que dejen de discutir si existió lawfare».

La Directora de Asuntos Jurídicos del Senado, Graciana Peñafort, también dio su visión sobre el nuevo escándalo que reveló los nexos entre un sector de la Justicia y el macrismo «la coincidencia de las fechas de las reuniones con las causas judiciales da cuenta que hablaban de eso» determinó la prestigiosa abogada, «Es muy grave las reuniones de jueces con Macri en Olivos».

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorOperación Olivos: la investigación periodística más importante del año
Artículo siguienteEl presidente: COVID-19 positivo