Otro dirigente de Cambiemos involucrado en trata de personas

En la tarde de ayer, miércoles, y en un hecho que se repite de forma habitual, otro dirigente de Cambiemos está involucrado en delitos relativos a la trata de personas y la reducción a servidumbre de seres humanos: Juan Spañoletti, ex viceintendente de la localidad de Federación, Entre Ríos, fue detenido por la Policía Federal, tras un procedimiento ordenado por el juez Federal Pablo Sero, a un establecimiento forestal de la zona de Santa Amelia, perteneciente al Departamento de Concordia. Allí se encontraron doce personas reducidas a la esclavitud. De los obreros rurales rescatados, Siete eran locales  y cinco eran oriundos de la ciudad de Monte Carlo en la provincia de Misiones y siete eran trabajadores de Concordia. En este mismo operativo se le secuestraron a Spañoletti, 200.000 pesos que se encontraban en el establecimiento. El ex funcionario se encuentra detenido en la delegación policial de Chajarí.

Spañoletti se desempeño como segundo de Carlos Cecco durante l gestión 2011/15 y luego fue nombrado, irónicamente, Delegado de los Derechos Humanos y Pluralismo Cultural en Entre Ríos por el Gobierno de Mauricio Macri.

Silvio Puchetta, delegado del Ministerio de Trabajo de la Delegación Federación que partició del operativo, confirmó a la prensa que a Spañelotti “se lo detuvo por trata de personas” y aseveró  que las personas dormían con colchones en el suelo, en una cabaña de madera que tenía como techo nylon de invernadero y concluyó que  Algunos habían hecho una cama con alfalfa”. El funcionario ministerial también aseveró que los obreros recibieron llamados durante el procedimiento “los llamaron a estas personas para ofrecerles 10.000 pesos para que no dijeran nada”. Puchetta también confirmó a la prensa que “hace dos meses que estaban trabajando en ese lugar. Nos enteramos de esta situación porque uno de los muchachos me llamo”.

El suceso, que refiere inmediatamente, a los descubrimientos realizados por el Ministerio de Trabajo en los campos de Luis Etchevehere y Alfredo Olmedo durante la gestión Fernández de Kirchner, donde se encontraron peones rurales viviendo en condiciones lamentables, parece ser la moneda corriente en los latifundios propiedad de los dirigentes cambiemitas. La justicia decidirá ahora el futuro del ex funcionario que debía velar por los derechos fundamentales de sus coprovicianos. 

Diego Ciafardini Rodrigo Mas

Comentar con facebooks
Artículo anteriorPolicías involucrados en una desaparición forzada
Artículo siguienteEsperanza en el futuro mediato en la lucha contra el COVID-19