El desordenado e incompleto mamotreto de papeles que presentó el gobierno de Rodolfo Suárez cuando fue interpelado para informar a quiénes había vacunado la provincia de  Mendoza no dejó de provocar sorpresas.

En Mesa de Entradas de la Legislatura el ministro de gobierno, Víctor Ibáñez, entregó seis sobres de papeles impresos conteniendo un listado de 25.685 nombres de vacunados.

Link: https://www.legislaturamendoza.gov.ar/mendoza-es-la-unica-provincia-del-pais-que-hoy-esta-informando-minuto-a-minuto-las-personas-que-tiene-vacunadas-dijo-el-ministro-ibanez/

El análisis de un desprolijo listado en papel se dificultó. No constan las razones que dan primacía o no de la persona vacunada y, en consecuencia, sólo un conocimiento personal permite concluir si hubo favoritismo.

El listado fue muy poco difundido, a pesar de lo cual se conoció que faltaban (e incluso sobraban) vacunados. Hubo reclamos por favoritismos pero el caso que se llevó la atención fue el intendente de San Martín, Mendoza.

Raúl Rufeíl es médico, si ejerciera la profesión estaría incluido entre el personal de salud con prioridad para vacunarse, pero cobra su sueldo como intendente y no se conoce que esté ejerciendo la profesión. De hacerlo habría que analizar la posible comisión de una incompatibilidad.

Curiosamente, el presidente del Concejo Deliberante está en la misma situación. Daniel Llaver también es médico pero no se conoce que esté ejerciendo.

El ex concejal, Omar Abdo, describió el enojo ciudadano

A decir de los sanmartinianos lo más indignante es que tanto el intendente Rufeíl como el concejal Llaver sabotearon todas las estrategias sanitarias nacionales y militaron contra la vacunación.

El privilegio podría disimularse en una eficiente gestión de la vacunación, sin embargo, al día de la fecha, la provincia de Mendoza muestra el peor desempeño entre todos los distritos, a lo largo y ancho de la República Argentina.

Carlos Almenara docente y periodista. Autor de El faneróscopo de Eliseo.

Comentar con facebooks
Artículo anteriorMarcha por D10s
Artículo siguienteLa Conmebol echó a Baldassi