En la madrugada del domingo y por directiva del Juez Alejo Ramos Padilla se desbarató una fiesta clandestina en el complejo NorthBeach en el kilómetro 377 de la Ruta 11, a pocos kilómetros de Pinamar.

Tras constatarse la violación al artículo 205 del Código Penal, La Dirección Provincial de la Seguridad Privada del Ministerio de Seguridad bonaerense, intervino y confiscó equipos de sonido y luz, bebidas alcohólicas (intervino el Registro Provincial para la Comercialización de Bebidas Alcoholicas -REBA-), Camionetas (intervino Tránsito) y tuvo que intervenir personal de las comisarías locales y la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas, para la identificación y derivación de los asistentes a la fiesta clandestina.

El juzgado de Dolores deberá determinar el alcance de las responsabilidades de los organizadores, al igual que las multas que le corresponden a estos y a los asistentes tras violar las normas que rigen durante la pandemia.

Redacción

Foto: Equipos de música incautados en el procedimiento que se llevó a cabo esta madrugada en el Partido de la Costa Crédito: Partido de la Costa

Comentar con facebooks
Artículo anteriorDomingo de Vacuna: inmunizaron a CFK contra el COVID-19
Artículo siguienteAcciones preventivas después del sismo en la Antártida