En lo que constituye la mayor donación de vacunas contra el COVID entre países sudamericanos desde que comenzó la pandemia, el gobierno argentino confirmó que el lunes próximo, Argentina envía vacunas a Bolivia. Se trata de 1 millón de dosis contra el COVID producidas bajo licencia AstraZeneca.

Fuentes oficiales confirmaron a Macondo 2021 que una comitiva encabezada por la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti y la titular de la Comisión de Cascos Blancos, Sabina Frederic, partirá el lunes con destino hacia el Estado Plurinacional de Bolivia a fin de entregar las dosis y compartir experiencias sobre las estrategias de vacunación en ambos países.

Autoridades del Ministerio de Salud confirmaron a este medio que Argentina envía vacunas a Bolivia pues el 68% de la población mayor de 3 años ya tiene aplicadas las dos dosis necesarias para combatir al nefasto virus, mientras que otro 14% ya cuenta con una primera dosis, según lo dispuesto por el esquema de vacunación oportunamente diseñado por el  Gobierno Nacional. Asimismo, también ratificaron que Argentina posee un stock de dosis suficiente para iniciar y completar los esquemas pendientes, e incluso para afrontar la aplicación de dosis adicionales y de refuerzo a la totalidad de los habitantes de nuestro país.

La decisión constituye la mayor donación de vacunas que, hasta el día de hoy, ha realizado la República Argentina, quien busca fortalecer el acceso de todas las personas a la vacunación contra Covid-19 en la región que más sufrió el impacto de la pandemia y que ha sufrido un acceso inequitativo a las vacunas.

El acuerdo de donación es el resultado de un trabajo conjunto entre Argentina y Bolivia para asegurar la llegada rápida y segura de las dosis y brindar mayores recursos a la campaña de vacunación en el país vecino y compartir las experiencias entre equipos técnicos sobre las estrategias de vacunación, la combinación de vacunas y los primeros resultados de efectividad. 

La comitiva, de la que formará parte también el subsecretario de estrategias sanitarias, Juan Manuel Castelli, llevará al país vecino un cargamento con un millón de vacunas en un Hércules C-130 de la Fuerza Aérea. Esta donación se concreta como parte de las políticas bilaterales y multilaterales que Argentina promueve y refuerza en todos los foros bilaterales, regionales y multilaterales entendiendo que hasta que cada país del mundo no acceda a las vacunas no vamos a poder dar vuelta la página de la pandemia.

Como parte del trabajo conjunto entre el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto a cargo de Santiago Cafiero, el Ministerio de Salud que encabeza Carla Vizzotti, y la Comisión Cascos Blancos que preside Sabina Frederic, la Argentina se ha puesto a la vanguardia regional ofreciendo no sólo donaciones de vacunas sino también cooperación técnica que, como en este caso, han sido aceptadas por Bolivia, concretándose así la mayor donación de dosis entre países de Sudamérica desde que se declaró la pandemia.

En el marco de las políticas de solidaridad y reciprocidad para enfrentar la pandemia de forma global, nuestro país ya ha enviado vacunas por más de 1,7 millones de dosis a Angola, Kenia, Mozambique, Vietnam, Barbados y a la Organización de Estados del Caribe Oriental, mientras otros Estados se encuentran evaluando la aceptación del ofrecimiento realizado por Argentina.

Habiendo superado el 82% de la población argentina con una dosis y el 68% con esquema completo, poseyendo el stock de dosis necesario para iniciar y completar los esquemas pendientes y vacunar con dosis adicionales y de refuerzo a la totalidad de los habitantes del territorio nacional, y habiendo superado el promedio de población vacunada en el continente, nuestro país se encuentra en condiciones de contribuir a la campaña de vacunación de Bolivia para continuar acelerando el acceso de sus habitantes. 

A su vez, esta donación incrementa y fortalece los lazos históricos entre ambos Estados: la solidaridad entre Bolivia y Argentina ha sido característica de ambas sociedades. Los más de 700 kilómetros de frontera entre Argentina y Bolivia, los procesos migratorios y los intercambios culturales son emblemáticos de una relación histórica que los gobiernos democráticos y populares de los dos países han promovido de manera prioritaria.

Walter Darío Valdéz Lettieri

Puede leer su blog aquí

Comentar con facebooks
Artículo anteriorUn cierre con movilización masiva
Artículo siguientePara la Catedral de San Isidro, los hambrientos, son delincuentes