Bajo el título de “La Ex Gobernadora no es Heidi. Es algo feo”, el interventor de Yamicimentos Carboníferos Río Turbio denunció “la maniobra de la adquisición del departamento en Recoleta por parte de María Eugenia Vidal, mediante ficta hipoteca” a la vez que pedía al lector “Ruego presten atención”. El funcionario de Energía contó con detalle, lo que había sido descripto en carácter de potencial, por el periodista Horacio Verbitsky en su portal “El Cohete a la Luna”. 

El relato comienza con la descripción de los personajes que habrían intervenido en la maniobra de defraudación al Estado por la cual, Vidal adquirió un inmueble en el exclusivo barrio de La Recoleta, más precisamente en el espacio denominado “La Isla” donde ninguna unidad habitacional se encuentra por debajo de los 800000 dólares una vez decorados: “El departamento se lo compró a Brenda Biondi. ¿Cómo se llama el esposo de Brenda? El esposo se llama Jorge Alfonso Gutiérrez. Socio de Facundo Manes”. Fernández hace mención al vínculo con el mediático médico neurólogo que es candidato a Diputado Nacional por la Provincia de Buenos Aires. Los nexos no acaban allí ya que Fernández explica el lazo entre Biondi y la nueva propietaria, que no es -precisamente- un vínculo comercial) “El padre de Brenda Biondi, vendedora del departamento, es ex director del BAPRO, designado por María Eugenia Vidal, además de contador personal de María Eugenia Vidal”.

La exhaustiva lista de hechos reprochables a la dirigente conservadora, continúa con un detalle que confirma el vínculo entre Vidal y Biondi (padre) “Domicilio legal: Viamonte xxxx, 5to piso. ¿Cuál es el domicilio legal de la Ex Gobernadora María Eugenia Vidal ante la AFIP? Domicilio legal: Viamonte xxxx, 5to piso”. Sí señora/señor… en la misma oficina”. Fernández redobla la apuesta y brinda un agregado de color que exhibe el nexo “¿Domicilio de facturación para su libro, donde cuenta su exitosa gestión en la provincia? Domicilio legal: Viamonte xxxx, 5to piso. Si señora/señor… en la misma oficina”.

 A esta altura el lector del hilo en las redes sociales del ex Jefe de Gabinete y ex Senador prosigue con dos preguntas “¿Se conocían María Eugenia Vidal y Brenda Biondi antes de concretar la operación? ¿Qué relación económica existía entre María Eugenia Vidal y Brenda Biondi, para constituir domicilio legal en la misma oficina? Saquen sus propias conclusiones. 

Para cerrar lo que esta próxima semana se constituirá como una denuncia penal contra la candidata a Diputada Nacional por la Alianza de partidos de derecha, Fernández asevera “En resumidas cuentas: a María Eugenia Vidal le vendió, le prestó dinero para la teórica compra, su contador, su apoderado legal ante la AFIP y ex Director del BAPRO puesto por la mismísima María Eugenia Vidal. Entonces… ¿Se conocían María Eugenia Vidal y Brenda Biondi antes de concretar la operación? SI, claro que si… Qué enchastre, ¿no?”.

La vigencia de la veda electoral impide poder hablar con candidatos y publicar sus pareceres respecto al tema, pero consultados varios expertos en bienes raíces al igual que varios abogados, concluyeron que la adquisición del inmueble por parte de Vidal está subvaluado en, al menos un 60%, mientras que el valor de mercado ya decorado asciende a 1.2 millones de pesos. La operatoria inmobiliaria no es la común, ya que, de acuerdo a las fuentes consultadas, ningún dueño ofrece una financiación a diez años a un desconocido. Y destacaron que sólo un nexo familiar, de extrema confianza o societario amerita una operación de dichas características. También consultados sobre si la propiedad en Morón, que dividió Vidal con su ex, Ramiro Tagliaferro, podría alcanzar para pagar el inmueble en cuestión o al menos una porción importante del mismo, varió entre la risa irónica y el rotundo no. 

Será la Justicia la que deberá determinar si Vidal incurrió en alguno de los delitos tipificados en el Código Penal Argentino y serán los mecanismos fiscales los que deberá accionar en defensa de los intereses de los habitantes de la Provincia de Buenos Aires y de la Ciudad de Buenos Aires, donde la sospecha de las irregularidades se habrían sucedido.

Walter Darío Valdéz Lettieri

Puede leer su blog aquí

Comentar con facebooks
Artículo anteriorEl laboratorio de virología del Posadas no detectó ningún caso nuevo de COVID-19
Artículo siguienteRecuerdos del Pasado