Pasó mucho y a la vez tan poco tiempo. Un año signado por la campaña electoral de medio término, por la agresión y la violencia de una oposición “eunuca” de propuestas. Las Imágenes del ex Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García en el Hospital Posadas, dando comienzo a la campaña de vacunación contra la COVID-19, arrancó en forma simultánea en todo el país e inmunizó, en primera instancia, al personal de salud. Ginés recordaba “Es un hermoso día para los argentinos, el comienzo de una nueva etapa que nos tiene que seguir teniendo todo juntos, como estamos ahora en todo el país comenzando esta vacunación”. Así fue. Hoy con una tercera ola que nos ha afectado con más de 30000 casos solo ha reportado una treintena de casos fatales, en su mayoría, personas que no han querido vacunarse por la inhumana campaña llevada a cabo desde la oposición y los medios hegemónicos de comunicación.

García, en ese entonces, agradecía al personal de salud que “ha trabajado mucho más que siempre, con más riesgos y exigencias y ha respondido y sigue respondiendo”. Hoy vemos que se agrede a los profesionales porque el Gobierno del conservador Rodríguez Larreta ha cerrado centros de testeo o desafectado al personal. La violencia ejercida contra el Doctor Swarcman en el hospital porteño Santojani, es una muestra de los ejemplos que se validan desde las huestes de la derecha porteña. García priorizaba a los médicos “con los que tienen más exposición al riesgo y a los que más necesitamos”. Hoy Larreta no entiende que sin médicos, sin enfermeros, solo hay enfermedad y muerte.

Por suerte, el 82% de la población ha tenido contacto con la inmunización y un porcentaje que supera a las de las potencias más avanzadas del mundo ha completado el esquema y está recibiendo el refuerzo. La campaña de vacunación más grande de la historia de Argentina se desarrolla y continúa llevándose a cabo en todo el país.

Queda recordar las palabras del ex Ministro “vamos a tener que seguir cuidándonos mucho ya que hasta que la vacuna tenga un efecto comunitario van a pasar unos meses”, eso ya se cumplió y hoy las internaciones y los fallecimientos por COVID-19 son un hecho casi marginal. 

Queda cuidarse y cuidar a propios y ajenos para que los casos bajen y podamos recuperar la casi normalidad que vivimos en noviembre de este año, en la que muchos Hospitales, incluso el Posadas reportara que no había casos de COVID activos en las terapias. 

73 millones de vacunas aplicadas en un año es el resultado de un Estado presente. Una hazaña que nos tiene que llenar de orgullo como sociedad y como país. Aunque un grupo minúsculo desee lo contrario, hoy Argentina Avanza. Salud!

Rodrigo Mas
Editor de Argentina Informada

Comentar con facebooks
Artículo anteriorEl Gobierno estimula las exportaciones industriales con valor agregado
Artículo siguienteLa Provincia de Buenos Aires dará asistencia para sostener las fuentes laborales