Docentes y Alumnos volverán a recibir una computadora por parte del Estado para poder recuperar el tiempo educativo que se perdió durante la pandemia y también producto de la cancelación del programa durante la Administración de Mauricio Macri que aumentó la brecha tecnológica existente, impidiendo que los sectores más vulnerables pudieran contar con formas de mantener el contacto con el colegio durante los períodos de aislamiento.

Desde el Poder Ejecutivo se rubricó la creación y relanzamiento del “Programa Conectar Igualdad” a doce años de su creación y “con el fin de recuperar el espíritu” de la más importante política educativa desde la sanción de la ley 1420. El Ejecutivo facultó al Ministerio de Educación, que conduce Jaime Perczyk, para instrumentar las medidas pertinentes para que este programa se ponga en marcha. El decreto 11/2022 expresa las bases del mismo: “proporcionar recursos tecnológicos en las escuelas públicas de gestión estatal y elaborar propuestas educativas con el fin de favorecer la incorporación de las mismas en los procesos de enseñanza y de aprendizaje” y se viabilizará “bajo la modalidad de entrega de una computadora a cada estudiante y a cada docente para las escuelas de educación secundaria y de educación especial de gestión estatal y para el resto de los niveles educativos de acuerdo con los criterios que entienda conveniente la Autoridad de Aplicación”. Estará financiado bajo la Ley de Presupuesto y el Estado Nacional, a través de Educación, velará por obtener “los acuerdos necesarios con las provincias y con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para el adecuado cumplimiento de los objetivos del programa”.

Desde los gremios docentes y las asociaciones de padres, celebraron la medida y confirmaron la adhesión a la medida. El programa que “mejora la calidad educativa de los niños y vuelve a colocar en el siglo XXI a los profesores y maestros” tal como confió una ex gremialista docente a este diario al preguntarle su parecer al respecto, deberá utilizar nuevas tácticas para el desarrollo del entorno virtual, pero también para poder evitar los problemas que debió transitar el gobierno de Cristina Fernández con una industria informática en baja a la cual también hubo que apoyar en su momento.

El circulo virtuoso de calidad educativa, mercado local pujante y mano de obra concentrada en la creación de contenidos educativos deberá marcarse como una política de Estado que no sufra los embates del odio de clase que practicó Mauricio Macri durante su gobierno, en el cual retiró el financiamiento al Plan hasta hacerlo desaparecer amparándose en los problemas que venía solucionando el ex Ministro Sileoni y, justamente, quien hoy ocupa la cartera de educación, Jaime Perzcyk.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorOtra vez sopa
Artículo siguienteImputaron al médico que emitía certificados truchos a los antivacunas