En la mañana de hoy, la ex gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunció a través de sus redes sociales, que, su hisopado, dio positivo para coronavirus. 

La ex funcionaria de Cambiemos, fue cuestionada por su reunión con su ex secretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell, tras la denuncia de espionaje (que los involucra) efectuada por el periodista Rolando Graña. La misma había salido a la luz, tras confirmar ella que se presentaría como particular damnificada, en el caso del espionaje de la AFI macrista. 

Las respuestas en las rede sociales no se hicieron esperar, tras los saludos de rigor deseándole una pronta recuperación, se le recordaron sus dichos y acciones, tendientes a desfinanciar y reducir la salud pública. Tampoco faltaron los comentarios referentes al uso político y la habitual “victimización” personal que suele hacer Vidal, de cualquier situación que la involucre.

Es la segunda vez que la asesora de Horacio Rodríguez Larreta, se ve involucrada en una polémica por la salud pública. La anterior fue al comienzo de su gestión al frente de la gobernación bonaerense, cuando decidió cerrar los centros UPA, uno de los cuales, había salvado la vida de uno de sus hijos, apenas unos meses antes.

Redacción

Foto: radionacional.com.ar

Comentar con facebooks
Artículo anteriorLas escuelas se aprontan para agosto
Artículo siguienteMartinengo, Susana Martinengo. Con licencia para espiar.