“Es necesario que pongamos mucho esfuerzo el año que viene para que los precios de los alimentos, los salarios, las tarifas vuelvan a alinearse en un círculo virtuoso que permita aumentar la demanda y la actividad económica”.  

Cristina Fernández

18 de Diciembre de 2020

Estadio Único Diego Armando Maradona

Tres discursos en un año. Con tres discursos, una carta y algunos posteos sueltos en las redes sociales, Cristina Kirchner demostró que, su capacidad de mover el tablero político, está a años luz del resto de los integrantes del espectro local. Tal vez la frase que quedará en la historia sea la que le reclama a los propios acción y compromiso: “Les digo a todos y a todas: todos aquellos que tengan miedo, o que no se animan, por favor, hay otras ocupaciones además de ser ministros, ministras, legisladores, legisladoras. Vayan a buscar otro “laburo”. Necesitamos gente que -los sillones que ocupe- como ministro, ministra, legislador o legisladora, sea para representar los intereses del pueblo.» Cristina rara vez reclama hacia afuera, si lo hace es a los propios, a los que considera que sí pueden hacer más. Ya lo había hecho “carne” en la carta abierta sobre los “ministros que no funcionan”. Ayer volvió al mismo punto porque, muchos parecen no haber acusado recibo. 

Tampoco pasó desapercibido el cambio revolucionario en la salud que propuso: “Nuestro país debe ser en toda Latinoamérica el que más recursos humanos, tecnológicos e inversiones tenga en materia de salud. Lo que pasa es que lo tenemos dividido en tres sistemas, el público, el privado y el de las obras sociales. Vamos a tener que repensar un sistema de salud integrado”. Ya todos sabemos la desfinanciación a la salud pública en CABA, pero también sabemos de la sobreoferta privada y sindical, la falencia grave en el conurbano por parte de estos dos últimos y la nula presencia en el interior profundo, que es solo cubierta por una salud pública en manos de provincias con pocos o nulos recursos. El planteo de CFK visibiliza, una vez más, “Tenemos que repensar no solamente el sistema sanitario, sino un diseño de país que olvide esa concentración tan injusta e ineficiente económicamente” que obliga a caer en prestadores privados, fuera de cobertura o a viajes que significan miles de pesos en hotelería y comidas para acompañantes o grupo familiar. Esta vez el llamado es a los legisladores para que articulen un cambio que deberá ser más temprano que tarde en el país.

Sobre el crecimiento proyectado, CFK recordó que el crecimiento debe ser con inclusión: “El otro desafío que vamos a tener, obviamente, va a ser la economía. Sergio decía que la economía va a crecer en el 2021. Pero ojo: yo no quiero que ese crecimiento se lo queden 3 o 4 vivos nada más” y acercó las soluciones “Y para esto me parece que hay que alinear salarios y jubilaciones, precios -sobre todo los de los alimentos- y tarifas”. Porque en la “Argentina es el lugar donde mueren todas las teorías económicas. Acá la actividad económica la mueve la demanda. Y a la demanda no hay otra manera de hacerla que, a través de salarios, jubilaciones, y con precios de alimentos accesibles”. Y, por si quedaban dudas -desde donde lo decía- lo clarifica: “No estoy diciendo nada que no se pueda hacer. Con 12 años y medio en la República Argentina lo hicimos”. Y si hay algún pícaro que arriesgue otra teoría, lo deja “con pelos y señales”: “Y por eso, además de por la unidad, volvimos”.

¿Cabe aclarar que en cuatro o cinco frases explicó compromiso, crecimiento, distribución y justicia social? el cuadro político más importante del siglo es mujer, como lo es este siglo.

Comentar con facebooks
Artículo anteriorLondres en cuarentena hasta fin de año
Artículo siguiente36000 nuevos casos de COVID-19 en Reino Unido. Europa no acepta vuelos desde allí.