La desesperación de Mauricio Macri cada día es más evidente. Su situación procesal se complica con el correr de las horas. Al no negarse a declarar y pedir el relevamiento del Secreto de Inteligencia, todo indicaría que, Mauricio Macri confirmaría que se realizaron tareas de Inteligencia y él “estaba al tanto de todo” como confirmó su secretario Privado, Darío Nieto. La pregunta subyace, si Macri estaba al tanto de las tareas de inteligencia ilegal y el no ordenó realizarlas (como también esgrime Nieto), ¿Por qué no denunció la acción ilegal apenas conoció su existencia? Su posición como jefe de la inteligencia nacional, por su cargo de Presidente de la Nación, así como los deberes de funcionario público así lo exigían. Pero no hubo presentación judicial alguna. 

Submarino Ara San Juan

Macri intentará recusar nuevamente al Juez Martín Bava, basado en lo sucedido en la anterior indagatoria, donde Lanusse presentó la excusa que Macri no estaba relevado del Secreto de Inteligencia y que debía ser convocado después que se levante la limitante que lo alcanzaba. La potestad debía solicitarla Lanusse, pero no lo hizo por lo que el Juez no podía arrogarse la facultad de pedir algo que requeriría poderes extrasensoriales para poder adivinar la voluntad de la defensa del líder de la derecha vernácula. Una vez solicitada por Lanusse, el Juez giró al Poder Ejecutivo la solicitud y Alberto Fernández firmó -con premura- el relevamiento para poder acceder a la verdad de lo sucedido, tras la desaparición de los submarinistas del ARA San Juan.

 Pablo Lanusse, abogado de varios de los personajes más rancios de la derecha vernácula, sacó a relucir “un rosario” de lugares comunes en la entrevista realizada en la nave insignia radial del Grupo Opositor Clarín, en los que acusó a Bava de “actitudes militantes”, “asistimos a un acto bochornoso que deshonra a la administración de justicia”, “No puede seguir a cargo de la investigación. Su presencia tiñe absolutamente la posible búsqueda de verdad”, todas frases vacías, tratando de llenar con gritos y sobreactuación, un claro intento por dilatar la indagatoria a la vez que buscaba que se siembre la duda de la animosidad por parte del Juez actuante contra su defendido: «Vamos a volver a recusar al juez Bava porque quedó en evidencia que estamos ante un juez militante. No respeta ni a las partes ni a la fiscalía. Lo quería sentar a Macri en indagatoria porque ya está escrito su procesamiento” aseguró el defensor. Varios letrados, entre los que se cuenta la Directora de Asuntos Jurídicos del Senado y candidata a ocupar un sillón en la Suprema Corte de Justicia, Graciana Peñafort, explicaron que lo actuado por Bava era la forma correcta y destacaron la voluntad de salvar la indagatoria sobre cualquier posible nulidad que hubiera significado forzar la indagatoria de Macri. 

Walter Darío Valdéz Lettieri

Puede leer su blog aquí

Comentar con facebooks
Artículo anteriorCuando no para de dar vergüenza ajena
Artículo siguienteOdio de Amor, teatro vía Streaming.