“Cada uno de ustedes, 42 millones de argentinos, tiene un dirigente adentro. Y que cada uno de ustedes, cuando sienta que aquellos en los que confió y depositó su voto los traicionaron, tome su bandera y sepa que son los dirigentes de sus destinos y constructores de sus vidas. Esto es lo más grande que le he dado al pueblo argentino: el empoderamiento popular, el empoderamiento al ciudadano, el empoderamiento a las libertades y el empoderamiento a los derechos”.

Cristina Fernández, 9 de Diciembre de 2015

El 17 salimos a la calle. El 17 de Octubre no salimos. La CGT, que no le hizo paros a Macri, decidió marchar el 18, ¡EL 18! (nota mental: instituir el dicho más desubicado que la CGT organizando el día de la lealtad). Al final la militancia decidió que iba a salir a la calle sin esperar que algún dirigente tomara la decisión de dirigir. Empoderados, comenzaron a salir a expresar ese sentimiento que no puede ser contenido en palabras. 

Las caravanas de agrupaciones sociales, de la cultura, la ciencia, no pidieron permiso a líderes sindicales o a políticos que piensan en los “focus groups”, las familias se agruparon en autos, camionetas y también llenaron las estaciones de trenes y colectivos. Pasadas las dos de la tarde, ya la Plaza de Mayo se mostraba poblada de caras sonrientes.

“Vengo de cuna peronista”, “venimos a festejar la Lealtad”, “honramos la gesta del pueblo trabajador” fueron algunas de las varias respuestas recibidas de los asistentes ante las típicas preguntas de los noteros presentes en la primera celebración del 17 de Octubre pospandemia.

El Presidente de la Nación ante la convocatoria espontánea, decidió pedirle al pueblo que llene las plazas. Ya muchos dirigentes habían notado que nadie va a esperar la decisión de la jerarquía partidaria para movilizarse y comenzaron a confirmar su presencia en la Plaza de forma individual. 

Las Madres de Plaza de Mayo, con Hebe de Bonafini convocando, fue la primera agrupación social en mostrarse presente. Ministros Provinciales y Nacionales que habitualmente están cerca de la sensibilidad popular, como Andrés Larroque o Daniel Filmus, se hicieron presentes en los festejos populares del 76 aniversario del día de la Lealtad en una tarde soleada que invitaba a compartir (con cuidados y distancia social) el sentir del pueblo peronista.

Hoy por la noche se verán las postales de la Plaza y las plazas del interior del País, colmadas de alegría y amor. Sin consignas violentas y en favor de un modelo nacional y popular. Dos años con cuidados por la pandemia permitió que grupos minoritarios de ultraderecha creyeran que habían tomado las calles. Nada más lejano de la verdad. Sabemos que la única verdad es la realidad: el pueblo es peronista y hoy dio cuenta de eso.

Rodrigo Mas
Editor de Argentina Informada

Comentar con facebooks
Artículo anteriorLos argentinos podrán entrar a Francia
Artículo siguienteInfierno macrista: Semana del 17 Al 23 de Octubre