Después de semanas de pedidos y ruegos de los porteños, el gobierno conservador de Horacio Rodríguez Larreta abrió la inscripción para la vacunación contra le COVID-19 en los mayores de 80 años en el distrito y este colapsó.

Contrario a lo que informaron los medios hegemónicos de comunicación, los porteños decidieron vacunarse. Y lo hicieron todos juntos, colapsando el sistema digital de inscripción. 

La campaña porteña prevé la utilización de 29 centros públicos de vacunación y, por supuesto, siete privados.

Los sistemas de atención telefónica (*147) también colapsaron, dando por tierra el preconcepto de la negativa de los porteños a vacunarse contra el coronavirus. 

La vacunación en residencias para adultos mayores y geriátricos, se realizará en unidades móviles, con 40 responsables de la misma, en este caso no es necesaria la inscripción previa.

La vacunación dispuesta por el Ministerio de Salud porteña fue dividida en seis etapas pero recién empieza a vacunar a los mayores de 80 años (pese a haber anunciado la vacunación de los mayores de 70) y no haber terminado de vacunar al personal médico y auxiliar que se encuentra en primera línea de combate a la Pandemia.

Por su parte, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires continuó hoy el programa de inoculación de mayores de 70 y de personal docente para poder alcanzar la inmunización de los mismos de cara al inicio del período lectivo de este año.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorEl Consejo de los 1000 Días
Artículo siguienteRepudio del CELS a la vacunación VIP