Elena Highton dimitió al cargo de integrante de la Corte Suprema de Justicia a través de una carta enviada al Presidente de la Nación, Alberto Fernández, que fuera fechada el pasado 30 de septiembre pero recién se diera a conocer en el día de hoy. Highton pautó su retiro para el 1 de noviembre, fecha en el que, el primer mandatario, deberá tener un reemplazo para evitar el empate en votos que podría darse, por quedar en número par, ante el número de jueces en el máximo tribunal.

Highton egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires y realizó estudios de posgrado en la Universidad Torcuato Di Tella y en Harvard University de los Estados Unidos. Ella junto a Carmen Argibay fueron las primeras mujeres en ocupar el cargo de Juezas de la Suprema Corte por la nominación de Néstor Kirchner y aprobación del Senado. Tras 17 años en el quinto piso del Palacio de Tribunales, la jueza de 78 años (tres más de lo permitido por la Constitución) dejará el cargo teniendo el raro privilegio de ser la primera mujer en ocupar el cargo y también la última que lo hizo de forma vitalicia.

Este nuevo cimbronazo en el máximo tribunal, muestra el quiebre que existe en su seno. La auto elección que realizaron Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, como Vice y Presidente de la Corte respectivamente y que fue considerado como un “papelón institucional” por la mayoría de las asociaciones jurídicas, dejó Highton fuera de cualquier lugar de decisión dentro del cuerpo al perder la Vicepresidencia del cuerpo que, hasta dos semanas atrás, mantenía. La ausencia de Highton y Lorenzetti fue un llamado de atención para sus pares que no dudaron en avanzar, tal cual las formas del macrismo en situaciones de poder, avalando la elección realizada.

Highton deja fallos para el debe y el haber, en el haber queda la creación de la oficina de la Mujer, que lleva adelante políticas públicas tendientes a la igualdad de género y es el encargado de llevar registro de los femicidios cometidos en el país. En el debe su voto positivo para el represor Muiña, sentaba las bases de un 2X1, para los genocidas de la última Dictadura Cívico Militar. EL voto de la mayoría fue revocado por la misma Corte ante la multitudinaria marcha contra el fallo. 

Alberto Fernández deberá presentar a las candidatas a reemplazar a Highton para que el Senado, tras los procedimientos de rigor, designe a la sucesora. Entre los nombres destacados desde que se conoció la noticia, el de la Directora de Asuntos Jurídicos del Senado de la Nación, la reconocida abogada Graciana Peñafort, fue la elegida por aclamación en las redes sociales, donde su nombre se convierte en tendencia cada vez que es mencionada. 

La abogada que cuenta entre sus puntos más altos, haber defendido la Ley de Medios de Comunicación de la Democracia contra el multimedios Clarín, justamente ante la Corte Suprema y haber logrado la Constitucionalidad de la misma al haber derrotado al “dream team” propuesto por Héctor Magnetto y Carlos Rosenkrantz en esa ocasión.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anterior“De Gaulle, Perón, Tercera Posición”
Artículo siguienteJuntos por el Lobby