La denuncia realizada en las redes sociales por el Diputado Nacional Rodolfo Tahiladen, se anuncia como un pequeño cuento: “Les voy a contar una triste historia sobre cómo maneja Magnetto a sus empleados: el viernes 14 de mayo anunciamos que el 18 íbamos a emitir dictamen en el proyecto de reforma de la ley de Ministerio Público. Un día después, el macrismo grabó este video patético”. El video que se puede ver debajo, muestra a una Patricia Bullrich, Fernando Iglesias, Walo Wolff y al actor y militante Luís Brandoni, anunciando su oposición al Proyecto de modificación de la Ley del Ministerio Público Fiscal

Tahilade, dueño de una retórica implacable, continúa “Más allá de las consignas berretas y las mentiras de, lo peor es que para hacer esto fueron convocados de urgencia a la quinta de Magnetto en Mercedes, donde grabaron el video y recibieron instrucciones del verdadero jefe de la oposición. Así como lo leen! Magnetto los juntó en su quinta y les dió las órdenes del caso. Y trabajaron coordinadamente: @patobullrich subió el video a su cuenta de Twitter a las 18,16, @clarincom  publicó la noticia a las 18,51, y el domingo el tema salió en tapa”.

El Diputado no duda en destacar al responsable del encuentro y, señalarlo como el último responsable del armado conservador: “Se ve que Magnetto también ordenó que se junte la mesa nacional de Juntos por el Cambio para rechazar la reforma, porque la armaron de urgencia y el domingo 16 no faltó siquiera @mauriciomacri, que si bien pone guita en @lanacionmas al que le hace caso es a Magnetto” y añade “La quinta de Mercedes nos muestra la realidad: Juntos por el Cambio no representa a los ciudadanos ni a la sociedad. Responde a Clarín y a los intereses de los grupos económicos que este grupo simboliza. El verdadero jefe de estos indignos es Héctor Magnetto”.

El video que se viralizara durante varios días y que fuera objeto de numerosas burlas en las redes sociales (por lo variopinto de los estados emocionales de los participantes en ese video y por la baja producción digna de un sketch de “Todo por 2 pesos”), no pasó de la clásica operación de la derecha para sabotear el cambio en la justicia que modifique el armado macrista que dejó la administración conservadora, en puestos claves de la justicia y que impiden que sean juzgados los numerosos actos de corrupción que sucedieron en el período de Cambiemos al frente del ejecutivo nacional. Tahilade parece haber dado con la “madre de todos los males” que en realidad sería el padre: Héctor Magnetto. La figura más nefasta de la Argentina, insiste en seguir manipulando los destinos de una derecha, que no muestra ni recambio, ni construcción. 

La reunión, en medio de una pandemia en la que se le pide a la población que no se realicen reuniones sociales, choca de frente con la independencia que dicen tener medios y políticos. La supuesta presencia de los dirigentes conservadores en la quinta del dueño de Clarín, muestra las relaciones promiscuas entre ambos y confirma que el Oligopolio está detrás del armado de la derecha vernácula. 

El pedido de una cuestión de privilegio en la Cámara de Diputados para denunciar esta reunión, solo servirá para dejar sentado en los anales de la historia como, una vez más y parafraseando al Diputado Jaroslavsky, Clarín atacó como partido político y, seguramente se defenderá con la libertad de prensa.

Comentar con facebooks
Artículo anteriorAnuncian la extensión de plazos en un acuerdo con el Club de París
Artículo siguienteCondenaron a los asesinos de Zaira Rodríguez