El abogado de la querella solicitó al juzgado que se investigue e impute al marido de Carolina Píparo, Juan Ignacio Buzali por el delito de homicidio en grado de tentativa por los sucesos acaecidos en la madrugada del primero de enero en la que la Diputada Provincial denunció un presunto robo y terminó demorada por lesiones a dos motociclistas a varias cuadras de dónde ella denunció el ilícito. El fiscal Carlos Vercellone, responsable de la UFI 10 tiene como imputado al marido de la legisladora en el hecho que se investiga las lesiones de dos jóvenes y posterior huida del marido de la diputada conservadora.

Martin de Vargas, abogado de las víctimas atropelladas por Buzalli, quien conducía acompañado de Píparo, atropellaron y arrastraron una moto por más de 300 y no se detuvieron, pese a la persecución de los amigos y familiares de las víctimas por varias cuadras, hasta detenerse en un control de alcoholemia, en el que, casualmente los esperaba Darío Gandulia, Secretario de Políticas de Seguridad y Justicia de Julio Garro en la Municipalidad de La Plata y amigo de los Píparo. En dicho control no se le realizaron los tests de alcoholemia pese a ser evidente el choque frontal en el Fiat 500L negro que manejaban y un estado de confusión compatible con ebriedad que se pudo apreciar en los videos registrados por los testigos.

Horas despúes, Píparo intentó instalar el relato de que había sido víctima de un robo de su celular y 20000 pesos, único botín que se llevaron los cacos, pero no pudo probar hasta ahora su versión de los hechos. Sin embargo, los familiares de las víctimas sí registraron la persecución y posterior estado de los Píparo en la Plaza Moreno de la Capital bonaerense.

«Está demostrado -por testimonios coincidentes- que los chicos venían de Abasto (que es una zona rural en las afueras de La Plata), chicos que trabajan en el campo. Venían siguiendo la ruta de los muñecos que se queman todos los años», fueron las palabras del abogado Vargas al referirse a la tradicional reunión platense en la que se incendian muñecos de cartón para celebrar la llegada del año. El abogado también avanzó sobre las declaraciones de Píparo que considera mendaces «El tema es que, Píparo, declaró cosas que no son: que fue un robo. “El robo” no fue en ese lugar y no había situación de legítima defensa, ni nada” y concluyó “Fue a matar dolosamente a quien ella creía que le había robado».

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorDijo que la robaron, atropelló y huyó
Artículo siguienteFalleció Raúl Baglini, un ícono del corporativismo radical