En la tarde de hoy se conoció el anuncio de Emanuel Macron, Presidente de Francia, que determina el toque de queda, para todas las localidades francesas a partir del viernes próximo. La medida tomada por el premier francés continúa con la línea de decisiones tomada por Angela Merkel en Alemania y Giussepe Conte en Italia que determinan un cese en las actividades nocturnas, por la marcada tendencia al esparcimiento de las actividades realizadas en estas horas, en las que las personas relajan los cuidados y controles ante la pandemia.

Los casos reportados en la última semana en la capital francesa como en localidades casi rurales, determinó la política de cierre anunciada por Macron. Francia, como al principio de la pandemia, lidera con los números más altos en infectados y muertos de Europa en la última semana.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anterior10 años de un legado único
Artículo siguienteA un año de la elección que cambió todo