Tras el monólogo que realizó el Secretario Privado de Macri, Darío Nieto, que se encuentra imputado en la causa por el espionaje ilegal realizado durante la administración Cambiemos en la Argentina, las flechas judiciales apuntan a Mauricio Macri como responsable último y cabeza de la organización delictiva que espió a políticos, dirigentes sociales, periodistas, clérigos y familiares del ex presidente.

Nieto, en su exposición matutina, ante el juzgado federal de Lomas de Zamora, expresó que «Nunca el expresidente Mauricio Macri me pidió ningún informe de inteligencia». El “stand up judicial” realizado por Nieto, grabado por celular y difundido luego por las redes sociales, tuvo una duración de 28 minutos en el que sostuvo que la acusación en su contra “es falaz”. La exposición tuvo como contraparte la negativa del Secretario de Macri de responder las preguntas de los Fiscales Incardona y Eyherabide.

Nieto desconoció una relación cercana a la Directora de documentación presidencial, Susana Martinengo al tildar la misma como “no era alguien de mi confianza”y “era una empleada más”.

En los momentos más hilarantes dentro de la “performance” realizada por Nieto se encuentran las apelaciones a la imparcialidad al juzgado: «Alguien metió mano en el celular, está queriendo fabricar evidencia contra mí. No hay nada, siento mala fe, espero que se subsane. Admiten como prueba válida un celular que ha sido manipulado». También expresó que no hay evidencia en su contra.

Tras el pedido de recusación del juez Juan Pablo Auge y los fiscales Eyherabide e Incardona, por parte de Nieto, será la Cámara la que determine el pedido del acusado. Por lo pronto, el juez y los fiscales decidieron no apartarse de la misma.  

Rodrigo Mas

Comentar con facebooks
Artículo anteriorSin negocio inmobiliario no hay incendios
Artículo siguienteInmobiliaria CABA: ahora quieren vender Costa Salguero