Esta mañana fueron convocados a exponer todos los laboratorios que producen vacunas en el Congreso de la Nación. La cita fue a pedido del Presidente del Bloque de Diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner y corroborada por el Presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, quien pactó las reuniones informativas para exponer ante las comisiones de Legislación General y Salud.

La Presentación de la jornada estuvo a cargo del Presidente del Cuerpo de Diputados quien aseguró que el objetivo del encuentro es “tener la máxima información en un tema que es de gran sensibilidad para la sociedad”. También confirmó al creación de un observatorio legislativo sobre las vacunas.

Por parte de los laboratorios y en el caso de Pfizer en particular, estuvo representado por sus autoridades, Miguel del Pino y el gerente, Nicolás Vaquer, quien en reiteradas oportunidades expresó ante las preguntas de los Diputados conservadores «En ningún momento hubo pedido de pagos indebidos o existencias de intermediarios» en la negociación llevada a cabo con el gobierno argentino para la adquisición de vacunas contra el coronavirus que fabrica dicho laboratorio. 

También aclaró que «se sigue avanzando en una negociación para un eventual acuerdo» con las “conversaciones con el Ministerio de Salud y la Secretaría Legal y Técnica” con el fin de la adquisición de las mismas y expresó que “hay ideas concretas de cómo avanzar” dada la restricción legal de nuestro país por la indemnidad de los fabricantes, requisito impuesto por el laboratorio para avanzar en las negociaciones. También expresó que, el laboratorio “no tiene ningún interés en intervenir con los bienes del Estado” y  «esto incluye bienes naturales, reservas del Banco Central, activos culturales”.

La exposición de Vaquer despejó las dudas y acabó con la operación mediática del armado conservador, que incluyeron denuncias y acusaciones contra funcionarios y ex funcionarios.

La reunión fue presidida por los dos responsables de las comisiones de Legislación General y Salud, Cecilia Moreau y Pablo Yedlin. 

También expuso el titular de los Laboratorios Richmond, Marcelo Figueiras, quien disertó sobre la producción que se inicia de las vacunas Sputnik V en el país.

El bloque opositor generó varios momentos hilarantes al preguntar, en varias oportunidades, las mismas preguntas y, ante la respuesta opuesta a la que buscaban, se retiraron insistiendo que “hay que cambiar las leyes” para que Pfizer pueda vender las vacunas. 

La cesión de la indemnidad, no es un problema para el conglomerado conservador, ya que han planteado algo similar, en varias oportunidades mientras eran gobierno: ceder la sede de disputas a New York, en el caso de la toma masiva de deuda, fue un clásico durante la administración macrista. Un mal diseño o la negligencia por parte del laboratorio, es algo que no preocupa a Juntos por el Cambio a la hora de considerar la salud de la nación.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorSer incómodo
Artículo siguienteSoledad Acuña insiste en ampliar la presencialidad en CABA