De antivacunas y anticuarentenas

Los responsables de los gobiernos provinciales y nación, advirtieron que, si los números de contagios no mejoran en esta etapa de “responsabilidad ciudadana” en el área AMBA, se volvería a las etapas anteriores, con restricciones y cierres a las flexibilizaciones de la denominada “Apertura Escalonada” que regirán hasta el 2 de Agosto.

En las conferencias de prensa que brindaron Kicillof y Larreta explicaron los pormenores que regirán en cada jurisdicción haciendo hincapié en la responsabilidad social individual. Mismo concepto fue recalcado por el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, ante la requisitoria periodística: “es necesario tener una gran responsabilidad individual como garantía para cuidar de uno mismo y del otro” pero fue taxativo al señalar que existen límites si se observan aumentos en las curvas epidemiológicas: “Si alguna de las variables que analizamos prenden las luces de alarma, vamos a tener que continuar con esta política de cuidar la vida, y vamos volver para atrás si es necesario”.


En la misma línea la Ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, indico que la reapertura escalonada “la tenemos que hacer todo muy lento y paulatinamente, porque estamos mirando permanentemente el crecimiento de casos y de los días de multiplicación de contagios”.

Uno que destacó por la sinceridad y certeza, en el análisis de la nueva etapa que comienza, fue la del Médico, ex Ministro de Salud Bonaerense e Intendente de Berazategui; Juan José Mussi: “Todos insistieron en que había que flexibilizar las restricciones y ahora el Presidente le pasó la pelota a la sociedad». Por la contraria, y uno de los militantes activos de la anticuarentena, es el Intendente Cambiemita, Julio Garro, quien entiende que la “libertad” está por delante de la vida: «flexibilizar un poco la cuarentena, que da un poco de aire, da un poco más de certidumbre». Curioso concepto el de la certidumbre con una población enferma.

El análisis del gobierno para las medidas, se basa en que la disminución en la velocidad de propagación de los casos de coronavirus, el aumento de la capacidad de testear, la detección precoz, el mayor número de camas y aparatología del sistema de salud son motivos para una flexibilización del aislamiento social, preventivo y obligatorio en el AMBA, pero deja en manos de la sociedad y su responsabilidad social, esta nueva etapa. 

Lamentablemente, la conducta manifiesta de muchos habitantes de la zona, va en colisión directa con lo expresado por Larreta: ni se respeta la distancia social, los protocolos y muchos intendentes del conurbano bonaerense (todos los gobernados por Cambiemos), han terminado la cuarentena hace dos semanas, como lo confesara el Intendente Posse en sus redes sociales. 

Rodrigo Mas

Comentar con facebooks
Artículo anteriorUn loco de Premier
Artículo siguienteGranizo en Mar del Plata, Mar Chiquita y Santa Clara.