Tras los anuncios presidenciales, que dictaminaron un confinamiento por nueve días (sólo tres son hábiles) ante los casos elevados de coronavirus en la Argentina y cuyo epicentro es la zona AMBA, Córdoba y Santa Fé, el Jefe de Gobierno porteño, tuvo que deponer su actitud beligerante hacia el gobierno nacional y suspender las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires. La medida que mantenía el dirigente conservador, le ha costado quince vidas dentro de la comunidad educativa, pero volverá apenas termine el confinamiento dispuesto por el Poder Ejecutivo.

El Jefe de Gobierno también confirmó que estos tres días hábiles que no se dicten las clases, van a recuperarse en el período del 21 al 23 de diciembre, por lo que los alumnos y personal docente, terminarán el ciclo lectivo junto con la cena navideña.

Por su parte, Eduardo López, dirigente gremial docente, confrontó la medida a la que denominó “Lock Out” (cierre patronal) de las escuelas, ya que la Unión de Docentes Argentinos y el resto de los gremios que nuclean a los docentes del distrito, consideran que están dadas las condiciones para el dictado de clases de modo virtual, tal como se vienen llevando con éxito en la Provincia de Buenos Aires.  

La oposición porteña condenó la medida de cierre total de las clases y manifestaron a favor de la propuesta docente para el dictado virtual de clases e instó a Larreta a proveer los fondos para garantizar la conectividad de alumnos y docentes.

Larreta -en su carrera dentro de la interna de Juntos por el Cambio- intenta mantener su capricho sin importarle ni la educación, ni la salud de la comunidad docente. Sin embargo, las encuestas de opinión que manejan en la sede gubernamental de Parque Patricios, lo ubican en una posición delicada en su batalla con Patricia Bullrich por representar el espacio conservador. Su giro para captar los favores de la ultraderecha, solo le han hecho perder el apoyo de los moderados de la derecha porteña. Es por eso (y los alarmantes números de contagios y muertes en su distrito) que decidió aceptar su derrota política frente a las medidas solicitadas por el Poder Ejecutivo que el Jefe de Gobierno porteño judicializó ante la Corte. 

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorLarreta acusado de la Muerte de la Vicedirectora de la Escuela 24
Artículo siguienteNueve días adentro