El Juez de la Cámara Federal Porteña, Eduardo Farah, solicitó en su fallo que, “el juez de grado inferior”, Julián Ercolini, proceda de acuerdo a lo previsto Enel artículo 207 del Código Procesal, que establece que la Instrucción de la causa debe practicarse dentro de los cuatro meses a contar desde la indagatoria. 

Este fallo es una solicitud de imprimir celeridad a una causa que el Juez vinculado a Clarín, ha mantenida dormida, habiendo demorado “plazos que en esta causa ya fueron ampliamente demorados”.

De acuerdo a lo expuesto por Farah, acelerar lo demorado, “permitirá oportunamente encauzar, debatir y decidir los agravios del recurrente (el informático Lagomarsino) en un contexto de mayor amplitud de conocimiento”.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anterior95000 adultos mayores a vacunarse en Provincia de Buenos Aires
Artículo siguienteEl Consejo de los 1000 Días