La sorpresa del mensaje posteado por Mariano Macri, despertó la modorra de una campaña política que no logra transformarse en quien acapare el interés general. El ex hermano presidencial, respondió a la noticia que se conoció sobre su presencia en los Pandora Papers. El menor de los Macri, intentó explicar la razón de la sociedad off shore en Belice pero terminó de hundir a su hermano en los armados políticos y societarios.

“La aparición de mi nombre en los Pandora Papers me obliga a realizar ciertas aclaraciones. Ser titular de una sociedad en otro país no implica por sí mismo cometer una irregularidad, ya que lo relevante es para qué fines se la utiliza” comenzó el relato en la red social Twitter, al tiempo que continuó su defensa “En alguna de las tantas etapas de las prolongadas desavenencias con algunos de mis hermanos y con el managment (SIC) de la empresa familiar (finales del año 2015, principios del año 2016), hubo un entendimiento para que los accionistas recibiéramos dinero de la sociedad familiar”. La escena que describe se ubica en la llegada del mayor de los hermanos a la Casa Rosada y el comienzo de los intentos de Mauricio de quitar del medio a su padre de los negocios familiares, pese a que estaba impedido por ley para ejercer otra actividad que no fuera para la que fue votado. Mariano Macri continúa el derrotero de su sociedad off shore: “Con el objetivo de emprender una actividad comercial por mi cuenta en la Argentina o en el exterior, necesitaba una estructura societaria propia. Una vez más esa expectativa se frustró por un nuevo incumplimiento de mis hermanos y del managment (SIC) que conducen (SIC) la empresa familiar”. La queja se refiere a las numerosas oportunidades en las que las promesas de su hermano respecto al reparto de dividendos sobre los bienes de las empresas del holding, tuvieron otro destino que no fue el de llegar a sus manos, como dice haber convenido y bien relata en el libro “Hermano” de Santiago O´Donell.

La creación de la sociedad en el paraíso fiscal de Belice, fue para poder recibir ese supesto dinero que había acordado con sus hermanos “es así que la sociedad TNB Investments Limited nunca llegó a tener actividad, ni fue titular de activo o cuenta bancaria de ningún tipo, ni tampoco se integró su capital. No le di utilidad alguna”, quiere decir que, de haber recibido el dinero que le habían prometido, este estaría en esas sociedades que son sellos de goma en un escritorio tropical. Claramente la intención de sacar el dinero del país o colocarlo en una guarida fiscal, estaba en los planes del menor de los Macri, hasta que fue traicionado por sus hermanos mayores.

La relevancia de esta declaración no sorprende demasiado. El libro con O´Donel, está cimentado en estos relatos sobre la personalidad psicopática de Mauricio Macri, lo que sorprende realmente es lo dicho a continuación: “Estas circunstancias me obligaron a seguir con mi actual lucha que acaba de sumar un nuevo capítulo al presentarme como querellante en la causa del Correo Argentino. Es por esto que nada tenía que declarar ante ningún organismo, ya que como dije, se trató de una sociedad sin actividad, movimiento ni aporte de capital alguno, sin activos ni cuentas”. Las declaraciones de Mariano, inducen a entender que la plata que pensaban repartirse, debía salir del correo. 

Para cerrar, el menor de los varones hijos de Franco, juega la carta de la compasión buscando empatía en el lector “Lamentablemente debo seguir luchando por lo que me corresponde porque mi hermano mayor mantiene su postura de creer que toda la familia debe estar encolumnada en sus proyectos políticos y personales. Su presidencia no hizo más que acrecentar el empeoramiento de la situación de la empresa familiar y particularmente de la mía” al tiempo que se desprende de los actos delictivos que, se induce, cometió su hermano o el holding “Nunca acepté ser cómplice de las maniobras que definió Mauricio, llevo años peleando por mis derechos y no voy a dejar de hacerlo”.

Mariano Macri no desarrolló una moral en los pasados meses. El intento de desmentida ante lo dicho a Santiago O´Donnel, muestra que nuevamente accedió a creer en las promesas de Mauricio y, éste, lo volvió a traicionar en lo estipulado. El hermano está enojado y su furia lo lleva a destapar una olla que se viene cocinando desde la Dictadura Cívico Militar. La fortuna amasada por Franco Macri está teñida por negociados e irregularidades en las que, Mauricio Macri, estuvo involucrado. Su presencia en la firma de la ruinosa licitación por las cloacas de Morón lo ubican en la foto al lado del Intendente Rousselot, el contrabando agravado por el cobro de beneficios impositivos, lo colocó como condenado ante una Corte Suprema que decidió salvarlo, El espionaje ilegal a hermanos, cuñados, aliados, opositores, lo encontraron siempre allí. Lo que diga Mariano Macri o no, deberá ser ratificado en sede judicial. Queda el consuelo que algo se le suelte y conozcamos una pequeña muestra de lo que es una vida entera al margen de la ley. Porque en Argentina, los delitos de “guante blanco”, no los conocemos por la investigación de la Justicia, sino por la codicia y la traición de los que los perpetran.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorCuando la locura no tiene fin
Artículo siguienteJorge Coscia, una vida dedicada a la cultura