“Quienes no lo entienden con las neuronas, lo entenderán con el bolsillo” fue la frase utilizada por el Jefe de Gabinete, Carlos Bianco, para graficar la postura del gobierno provincial frente a las nuevas sanciones que se impondrán a las violaciones al Decreto de Necesidad y Urgencia y aseguró que lo recaudado irá a un fondo provincial destinado a la ayuda municipal.

Con estas medidas desde la Provincia, busca involucrar a aquellos intendentes bonaerenses que aún se encuentran reacios a ejercer el poder de policía en los controles sobre las restricciones sanitarias. 

Las multas desde este próximo lunes 10 de mayo superan los 4.3 millones de pesos (500 sueldos mínimos) y será íntegramente destinado a los municipios bonaerenses.  El decreto provincial que lleva la firma del Gobernador Kicillof y del mismo Bianco expresa que “los recursos equivalentes a lo que los municipios recaudaren como consecuencia de la aplicación de dichas multas»se destinan al “Fondo Municipal por infracciones a la normativa Covid-19” y serán su distribución será directamente igual al monto recaudado por cada localidad “asignándose a cada distrito, de manera mensual, el monto de lo que hubieren recaudado”. Estos permitirán ser invertidos al mejor entender de cada jefe comunal “los recursos que se transfieran a los municipios serán no reintegrables y de libre disponibilidad para los mismos”. Para acceder a este beneficio se deberá adherir al decreto 1/21 que dicta que “el incumplimiento de las normas dictadas en el marco de la pandemia ocasionada por la enfermedad Covid-19 dará lugar a la aplicación de las sanciones”.

La falta de uso de barbijos, incumplimiento de horarios, aglomeraciones, realización de fiestas clandestinas u otra falta a las medidas vigentes será motivo de multas provinciales.

Redacción

Comentar con facebooks