En el día de hoy, Montenegro se une a las naciones que protegen a todos sus ciudadanos bajo los mismos derechos sin importar género o identidad sexual. Tras una lucha de varios años, las parejas del mismo sexo podrán llevarse a cabo de manera legal, igualando los derechos con las parejas heterosexuales.  

El largo camino a la igualdad fue bastante sinuoso. Así comienza el Informe de ILGA-Europe sobre la situación del colectivo LGBTQI+ en 2013: “La homofobia esta enraizada en la sociedad montenegrina. Lesbianas, gays, bisexuales, y transgénero (LGBT) regularmente experimentan discriminación, no disfrutan de los mismos derechos que los heterosexuales y están en posición de desventaja en comparación a estos. El gran nivel de homofobia, es consecuencia directa de las normas sociales, la falta de conocimiento de sexualidad e identidad de género y una inadecuado marco legal e institucional”. Sin embargo, en el resumen ejecutivo del reporte, se hace mención al cambio experimentado por el gobierno montenegrino en cuanto a la aproximación en temas de diversidad: de pasar a ser altamente homofóbicos a cooperar en la inclusión. Y destacan el trabajo en una iniciativa Nacional para combatir la homofobia.

En las guías de Jones Day, que reportan las legislaciones que reconocen las uniones del mismo sexo, Montenegro, aparece como una de las naciones que aún no tenían siquiera unión civil.

En Febrero de 2019, El parlamento montenegrino apoyó un proyecto de ley para llegar al mismo estatus que marital en las parejas del mismo sexo. Croacia y Eslovenia ya contaban con una legislación acorde. Los medios de prensa locales, colocaban a los países sudamericanos (Argentina, Brasil y Uruguay) como parte de la avanzada en derechos sociales respecto a las uniones del mismo sexo. Intentando de esa manera influir en el pensamiento de los legisladores que debían sancionar la ley.

En Noviembre de 2019, el primer Ministro interino, Dusko Markovic, anunciaba que Montenegro tendría su primer desfile del orgullo: “Nuestra política es clara, que no haya nadie en Montenegro que tenga que vivir con miedo o invisibilizado” y concluyó: “para ese fin el gobierno lanzará una estrategia para luchar contra la homofobia y se lanzará un proyecto para mejorar el status legal de las parejas del mismo sexo en la sociedad”. Este último anuncio, venía atado al bloqueo parlamentario -impuesto por los conservadores- en Agosto pasado que impidió que se sancionara la ley de matrimonio igualitario.

Para el 20 de Junio de este año, el Gay Pride ya había llegado a los Balcanes y varias ciudades, otrora muy homofóbicas, descubrían la celebración anual del orgullo y la diversidad. Así como en Argentina hace diez años, Montenegro tuvo su vigilia y hoy está teniendo su fiesta de celebración de la diversidad.

 Los colectivos LGBTQI+ de Montenegro se anotan, a partir de hoy, una nueva conquista por la igualdad de derechos. 

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anterior700 veces Messi
Artículo siguienteAutomotores Orletti tenía sucursal