regirá la entrada de viajeros extranjeros a partir del primer día del mes de noviembre siempre y cuando presenten la documentación del esquema completo de vacunación. La realización de un test de antígenos no será requerida pero sí la presentación de un PCR negativo, con una antelación de 72 horas en origen.

Los extranjeros que visiten el país deberán contar con un seguro de salud que cubra cualquier eventualidad por COVID-19, mientras que los menores a cargo están eximidos de realizarse los testeos. La vacunación deberá haber sido completada, con al menos, catorce días previos a la salida del país de origen. Aquellos que no tienen el esquema completo deberán realizarse el test de antígenos al arribo y presentar un test PCR negativo tras el aislamiento obligatorio de siete días.

Para los menores de edad, Argentina ofrecerá dosis de vacunas en los puntos de Salud en las fronteras a cargo del Ministerio de Salud.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorOdio de Amor, teatro vía Streaming.
Artículo siguienteEscenas de la psicopatía macrista