La modificación de la Ley 26815 de Manejo del Fuego busca evitar el cambio de “uso” de aquellos predios afectados por incendios por el término de hasta 60 años, para evitar especulaciones financieras y/o inmobiliarias, que han llevado a incendios intencionales en el interior del país: “no se podrá cambiar el uso de esas zonas para emprendimientos inmobiliarios o cualquier actividad agrícola que sea distinta al empleo y destino que la superficie tuviera como habitual al momento del incendio”.

La iniciativa busca proteger aquellos ecosistemas dañados por el fuego, prohibiendo la venta de los terrenos incendiados en plazos que van de los 30 a 60 años, para garantizar “condiciones para la restauración de las superficies incendiadas”.

Al igual que con el proyecto a las grandes fortunas que se trata hoy en el Senado, la bancada oficialista descuenta la aprobación de la Ley, que evitará la pérdida de bosques y vidas animales y humanas como hemos podido observar en los pasados años.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorEl Senado debate el Aporte Solidario de Grandes Fortunas
Artículo siguienteSe Aprobó la modificación a la Ley de Manejo del Fuego.