La secuencia en video es impactante, Funcionarios PRO junto con representantes de agrupaciones empresariales, un Senador, un Intendente y representantes de la AFI Macrista, todos escuchando el Plan Sistemático de Persecución Sindical que se acababa de poner en marcha en Junio de 2017, es impactante. El ex Ministro Marcelo Villegas, pone en autos a los representantes de las agrupaciones empresariales sobre lo que se viene y que, si dependiera de él, crearía “una Gestapo”, me exime de adjetivar la reunión. Porque no solo existió la reunión y el Plan  como lo describe VIllegas, existió la implementación del mismo.

¿Qué más necesita la Justicia nacional para darse cuenta que “El esquema es el siguiente: nosotros necesitamos preconstituir una serie de elementos para impulsar una causa judicial”,  Las presentaciones que ustedes nos hagan a nosotros como instituciones. Con eso, se le da volumen a una instancia judicial a partir de la cual la fiscal con todo soporte de la Procuración General tiene que instar medidas para generar más volumen y el juez aprobar esas medidas. Hemos chequeado con la Procuración, Fiscalía, con el juez que eso va a funcionar. Fue el primer paso hace unas cuantas semanas atrás”, no fue solo una “jetoneada” de Villegas para “mandarse la parte” frente a los empresarios. Villegas presentó en en el Juzgado de Luís Armella, las Denuncias/Notas que le había solicitado que generen los empresarios y las asociaciones profesionales, denunciando a los sindicalistas de la UOCRA seccional La Plata, que culminaron con el arresto del “Pata” Medina, dirigente sindical de la seccional La Plata del Gremio de la Construcción. Ante el hecho consumado, podemos decir que Procurador, Fiscal y Juez, estarían involucrados también en este accionar delictivo. 

Si la AFI estaba presente, no con uno, sino con dos representantes y fue grabado de forma clandestina por la AFI, también podemos decir que Arribas, Majdalani y, su superior inmediato, Mauricio Macri, también estarían involucrados. Ni hablar de María Eugenia Vidal que, con sus dos Ministros,  un Senador, el Intendente de La Plata, Julio Garro, quien fue una de las voces cantantes en esa reunión, estaban todos al tanto de lo que sucedía, también estaría involucrada.

Supongamos que VIllegas se mandó solo y que los juntó a todos los presentes en la reunión porque los quiso involucrar en su empresa antisindical, ni el MInistro que acompaña a Villegas, Ni Garro, Ni el Senador Allan, ni los dos funcionarios de la SIDE, entendieron que allí se estaba cometiendo un delito y su obligación era denunciarlo ante las autoridades? No.  No porque no crean que allí no se cometió un delito, es porque son parte de eso.

Los videos hallados por la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, demuestra no sólo la envergadura de lo que sucedió en la Argentina, con la persecución sistematizada de opositores al regimen cambiemita, sino que -esta muestra- es lo que quedó sin destruir (como ha quedado comprobado judicialmente en el caso de las bases AMBA), en la que los responsables de dichas unidades dejaron constancia de ello. Sólo resta imaginar que, si esto es lo que olvidaron en la salida (un plan sistemático de persecución de opositores en curso), que será lo que mandaron a destruir primero, eso que no se les pasó por alto con pedido expreso de las más altas autoridades. 

Ahora un detalle, podemos dejar de lado la teoría de Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi sobre el cuentapropismo, que favoreció en el fallo de Cámara a Mauricio Macri y su gavilla, no? porque la reunión en la que se describe esta serie de delitos en curso, fue grabada por la SIDE y contó con la presencia estelar de quien se presentó ante el Juez Garzoglio, como Jefe de Asuntos Jurídicos de la AFI para pedir la detención de Pablo Moyano por pedido de Mauricio Macri. 

Ya no se trata de algo que pueda decir un político del oficialismo o un periodista de los no hegemónicos, es el propio Marcelo Villegas contando la operación de persecución judicial preparada, aceitada y puesta en marcha por el mismo estado provincial que conducía María Eugenia Vidal y que contaba con la anuencia de Mauricio Macri, a través de la presencia del Jefe de Asuntos Jurídicos del organismo de inteligencia. 

Ahora sí que es blanco o negro. Si no se quiere ver, no es ceguera, es complicidad. 

Rodrigo Mas
Editor de Argentina Informada

Comentar con facebooks
Artículo anteriorRuiz Malec: Que hablen de Gestapo para terminar con los gremios, recuerda a las peores prácticas de los momentos más oscuros de la humanidad
Artículo siguienteAmelia Earhart, la conquistadora del cielo