El violento accionar de la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, no conoce límites: ya no solo descuenta los haberes de los docentes que respetan el DNU presidencial, ahora conformó un cuerpo de inspectores que se ocupan de confeccionar listas de docentes que adhieren al paro docente o que simplemente acaten el DNU presidencial que determina la virtualidad de las clases en las zonas de alarma epidemiológica como lo es el área AMBA. Los mismos también tienen la instrucción de generar listados de alumnos ausentes para generar las denuncias sobre las familias, que ya han sido amenazadas con la quita de la vacante, de no concurrir presencialmente a las escuelas, con el consiguiente riesgo de contagio que significa, no solo el viaje a la misma, sino el riesgo que conllevan los colegios como ya lo han expresado las revistas científicas Nature y The Lancet. 

El comunicado firmado por el director general del ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires y mano derecha de Acuña, Fabian Capponi, informa a los directivos de los colegios que «Por medio de la presente, nos dirigimos a ustedes a fin de informarles que personal del Ministerio de Educación que detallamos a continuación, se estará acercando a los establecimientos educativos con el fin de relevar información sobre la carga de presentismo, tanto de alumnos como de docentes».

La UTE (Unión de Trabajadores de la Educación) y Ademys, repudiaron la medida por considerarla «una iniciativa de hostigamiento» tomada por la conservadora Acuña, mientras continúan el paro de actividades debido a “la violación del decreto presidencial por parte del Gobierno porteño y su exigencia de presencialidad en las aulas” y afirmaron que «Repudiamos estas resoluciones punitivistas que intentan disciplinar a la docencia».

La Carta enviada la pasada semana (y que publicara el Portal El Destape en el día de ayer) expresa que “el objetivo será el relevamiento de presentismo que fuera solicitado oportunamente, relativa a la asistencia de los estudiantes. Asimismo, se relevará la asistencia docente, teniendo en cuenta las medidas de paro, si han sido debidamente informadas e incorporadas en el sistema”, por lo que docentes y alumnos serán incluidos en listas muy similares a las que confeccionaba la dictadura militar para “marcar” a aquellos docentes y alumnos que consideraban peligrosos para el régimen.

El nombre y apellido de los miembros que conforman la Gestapo de Acuña, fueron confirmados validando la investigación periodística llevada cabo por Laura Gotfryd para el Portal. De esta manera el dirigente conservador Horacio Rodríguez Larreta continúa su avanzada contra la educación, ya no solo desfinanciándola a niveles por debajo de los peores momentos de la dictadura, ahora la conformación de un grupo que persiga a docentes y familias, vuelve a transitar los pasos que otrora, Mauricio Macri, con la Creación de la Unidad de Control del Espacio Público (UCEP), esa patota conformada por rugbiers, que violentaba a indigentes en la vía pública.

Comentar con facebooks