Con un llamamiento a la unidad del bloque, Alberto Fernández participó de la primera conferencia virtual de mandatarios del Mercosur, en la que pidió también “encontrar soluciones al mayor desafío de la región que es la desigualdad social”.

También hizo hincapié en la «necesidad de que integremos una Nación única a nivel regional» y abordar los desafíos que significan «construir un mundo más equilibrado» observando que el mundo pos pandemia presenta «una posibilidad de construir un mundo nuevo más justo». También llamó a limar la evidente distancia, que lo separan del mandatario brasileño, Jair Bolsonaro «diferencias que puedan surgir, ideológicas, conceptuales o del tipo que quieran, pasan a un segundo plano a la hora de entender que son los pueblos los que se vinculan más allá de los gobiernos que ocasionalmente gobiernan nuestras repúblicas» sentenciando que «ninguno debe buscar su suerte individualmente» y «pensar el Mercosur significa entender que estamos absolutamente obligados a buscar un destino común porque los pueblos nos exigen que así sea», para concluir con el taxativo «entender que son los pueblos los que se vinculan más allá de los gobiernos que ocasionalmente gobiernan nuestras repúblicas».

En otro tramo de su alocución el mandatario argentino reclamó «América Latina necesita ver cómo se construye un mundo más igual, más desarrollado después de esta pandemia y este es un debate que nos debemos. Estamos frente al desafío de un mundo que se ha globalizado y nosotros desde América Latina tenemos que estar más unidos que nunca para asumir ese desafío».
como cierre, el presidente Fernández expresó que «El Mercosur tiene un desafío porque en este tiempo de la historia nos tocó gobernar a nosotros y si no hacemos las cosas bien somos nosotros los culpables de que las cosas se hagan mal».

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorAutomotores Orletti tenía sucursal
Artículo siguienteBrasil: volvería el público a las canchas