El Oficialismo no quiere dejar pasar la oportunidad de lograr que Julio Conte Grand de un paso al costado como había prometido hacer en diciembre de 2020, por el acuerdo entre Vidal y Kicillof al momento de la asunción del gobernador en 2019. Ante la negativa de la renuncia y la escalada de violencia de la oposición, las tensiones dentro del armado conservador por la sucesión del control del partido, la ventana que se abrió con el escándalo, sería el momento propicio para avanzar con el Juicio Político al Procurador bonaerense. Es por esto que el oficialismo provincial citará Julio Conte Grand para que de explicaciones sobre los dichos del ex Ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, quien aseguró haber chequeado “con la Procuración, con la Fiscalía, con el Juez” al momento de referirse al armado que permitió “preconstituir” las presentaciones judiciales que llevaron a la detención del representante platense en la gremial de la construcción; Juan Pablo “Pata” Medina, dando comienzo al Plan Sistemático de Persecución a Opositores que se vivió en el país durante la administración Cambiemos.

El Frente de Todos sabe que no cuenta con los votos necesarios para alcanzar los dos tercios de los presentes para el enjuiciamiento, pero intenta que el radicalismo tenga la posibilidad de despegarse del escándalo que involucra al PRO y no cargue con el costo político que recaerá, indefectiblemente, sobre toda la coalición conservadora de no desmarcarse a tiempo.

La “Gestapo” que proponía Villegas fue una realidad, que no avanzó más por las limitaciones que le impuso la propia inutilidad económica ejercida, que condicionó los movimientos de Cambiemos al punto de hacerlos perder la reelección. El video que se dio a conocer, es apenas una pequeña muestra -de pocos minutos de los más de 400 horas- registradas por la AFI macrista. El Plan Sistemático de Persecución a Opositores es el hecho más aberrante generado desde el Estado desde el retorno a la democracia. Y es solo comparable con lo que sucedió en las dictaduras del 55 y 76. 

Julio Conte Grand, cuñado del operador mediático macrista, Luís Majul, deberá comparecer en la Legislatura bonaerense el martes 18 de enero ante la Subcomisión de la Bicameral de Seguimiento de los Organismos de Inteligencia, que se constituyó para investigar el armado de causas judiciales contra opositores y de la que han participado integrantes de los tres poderes del Estado bonaerense y contó con participación de funcionarios de primera línea de la AFI (Darío Biorci, Juan Sebastián De Stefano, Jefe de Asuntos Jurídicos de la AFI y Diego Dalmau Pereyra; Jefe de Contrainteligencia) e incluso, el Intendente platense, Julio Garro.

Será ahora el bloque radical el que deberá estar a la altura de la historia para poder llevar a juicio a los responsables de la atrocidad sucedida, brindando la salida de Conte Grand de la Procuración General de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires. También quedará en manos del Senado bonaerense hacer lugar al pedido del Juez Ernesto Krepak, para poder allanar las oficinas de Juan Pablo Allan, Senador del Bloque Conservador que, al igual que Julio Garro fueron partícipes de la delictual reunión.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorFuerte rebote de la economía argentina
Artículo siguienteMemoria del Infierno macrista semana del 9 al 15 enero. Años 2016 a 2019