Norberto Oyarbide falleció a los setenta años tras complicarse su caso de Coronavirus en el Sanatorio Otamendi y Miroli de la Ciudad de Buenos Aires. El ex magistrado se encontraba internado desde hace varias semanas, producto del agravamiento de la neumonía bilateral que lo aquejaba.

EL ex Juez Federal había nacido el 1 de enero de 1951 y entró al Poder Judicial durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón como auxiliar. Su actuación como Fiscal lo catapultaron al Juzgado Federal, que detentó hasta su jubilación por los “aprietes” sufridos durante el macrismo.

Su estilo extrovertido permitió una exposición mayor de los casos en los que intervino lo que le causó varios pedidos de Juicio Político. Fue el primer integrante del poder judicial que declaró su homosexualidad y hasta tuvo que soportar un escrache público de parte del colaboracionista de varias dictaduras, Mariano Grondona en su programa político cuando lo mostró en un video ilegal en un prostíbulo. Oyharbide no solo siguió en su cargo, sino que fue un ejemplo para otros integrantes del Poder Judicial, en remover los prejuicios.

Tras su salida del Poder Judicial, ya en febrero de este año, el ex Juez, recordó que Mauricio Macri le indicó a través de “enviados especiales” que “se inhiba en sus casos, yo tuve la causa de las escuchas ilegales” que lo tenía como acusado y que le intentaron ofrecer dinero que el abogado rechazó.

Un personaje polémico que mostró que los jueces no sólo no son intachables, sino que son seres humanos, de carne y hueso. Ni mejores ni peores, con las mismas debilidades pero con responsabilidades conferidas por la sociedad a la que deben reflejar.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorESTOY AVERGONZADO Y PIDO DISCULPAS
Artículo siguienteMayra Mendoza: “No te contesté porque estaba trabajando”