Era como una canción

dulce, salteña y lunar,

con su bombo jubiloso

los cielos de Salta lo vieron pasar.

Pobre de mi corazón

que lo ha venido a buscar,

pregunto por su alegría,

la pena me dice que no volverá.

Donde andará tu canto,

¿tu bombo dónde está?

la pena me responde ay, ay, ay…

se lo llevó el carnaval.

Para el tiempo de la flor

tu sueño despertará

junto al amor de la albahaca

que aroma tu cielo por la inmensidad.

Pobre de mi corazón

guitarreando en soledad,

hermano cacharpayero

buscando tu cielo mi copla se va.

“Se lo llevó el Carnaval”

César Isella – César Perdiguero

Cesar Isella fue uno de los músicos enrolados en la renovación del Folklore de los años 60. Junto a Los Fronterizos, lideró el Nuevo Cancionero, un movimiento musical comprometido con la realidad social de Latinoamérica y que lo convirtió en portavoz, a través del himno compuesto con Armando Tejada Gómez, Canción con Todos, del mensaje de unidad Latinoamericana más importante que se haya escrito en el continente.

Isella falleció a los 82 años, a raíz de una complicación cardíaca en el Instituto Cardiológico de Buenos Aires (ICBA). Isella ocupaba el cargo de Embajador Permanente de la Cultura Latinoamericana desde 2012. Fue funcionario de la cultura durante los noventa e impulsó la carrera de varias figuras del folklore.

Cuenta la leyenda que la zamba “Se lo llevó el Carnaval”, fue dedicada por César Isella y César Perdiguero de los Fronterizos, a su amigo Víctor Torre, quien falleció a los 26 años durante el Carnaval Salteño. Los dos César, al volver a Salta fueron al lugar dónde había fallecido Torre portando guitarras y una damajuana del vino favorito del amigo fallecido. Esa noche le cantaron el homenaje escrito, brindaron en su honor y tiraron rosas. Alguien, en este Carnaval de Pandemia, podrá acercarse a ese lugar que los salteños conocen y brindar por Isella y la brillante obra que dejó y forma parte del acervo cultural argentino, tocando y cantando, esas que todos sabemos.

Redacción

Comentar con facebooks