EL Tribunal Oral Federal 1 de La Plata deberá juzgar la responsabilidad penal de los represores Miguel Etchecolatz y Julio Garachico en el marco de los delitos cometidos en el “Pozo de Arana”, que quedaron fuera del juicio de lesa humanidad y que culminó con la condena del genocida Etchecolatz, entre otros delincuentes. Las víctimas Norberto Rodas, Alejandro Emilio Sánchez, Francisco López Muntaner, Patricia Dell Orto, Ambrosio De Marco, Efraín Guillermo Cano y el propio Jorge Julio López (desaparecido en 2006, tras declarar contra el represor), fueron identificadas por los sobrevivientes que los vieron pasar por el centro de exterminio manejado por Etchecolatz pero también fueron derivados a otros tres centros ilegales en Arana: “Cuatrerismo”, “La Casona” y el Destacamento de Policía de Arana. 

El fiscal federal Juan Martín Nogueira aclaró que este juicio “es un desprendimiento o continuación del juicio que tuvo por objeto los hechos sucedidos en el centro clandestino de Arana. En el juicio que se iniciará el lunes se juzgarán los hechos ocurridos en el Pozo de Arana, que fue uno de los lugares neurálgicos de la represión ilegal que se perpetró en La Plata durante la última dictadura cívico militar en la ciudad de La Plata” y que “permitirá rever y descubrir más matices de eso a partir de las declaraciones que habrá en el juicio y en especial aquella que brindó (Jorge Julio) López en 2006 y que fue tan valorada”. La declaración de López será proyectada durante el juicio tras ser admitida por el tribunal, ya que el testigo no puede volver a brindar los dichos por hallarse desaparecido.

En el caso de Etchecolatz es acusado de ser el “coautor mediato de los delitos de privación ilegal de la libertad, torturas y homicidio calificado” de Norberto Rodas y Alejandro Sánchez, mientras que Garachico es sindicado como coautor inmediato de la privación ilegal de la libertad y torturas de Patricia Dell´Orto, Ambrosio De Marco, Norberto Rodas, Alejandro Sánchez, Francisco López Muntaner, Guillermo E. Cano y López. También se lo acusa de ser partícipe necesario de los homicidios agravados de Patricia Dell´Orto, Ambrosio Francisco de Marco y Norberto Rodas.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorTodos somos Arias
Artículo siguienteEl empleo industrial creció en 14 de los 17 meses de este Gobierno