Silvia “La Turca” Majdalani, compareció ayer ante los tribunales, en la causa que investiga el espionaje ilegal sobre el Instituto Patria y el domicilio de la Vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández, en 2018. La Señora 8, como se conoce a quien ocupa la subdirección de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), fue llamada a indagatoria por el Juez de Lomas de Zamora (Pcia. de Buenos Aires), Juan Augé, a pedido de los fiscales Incardona y Eyherabide.

Imagen de C5N

El desfile de funcionarios macristas continuó hoy cuando, el amigo de Mauricio Macri, Gustavo Arribas, se presentó a la indagatoria como Jefe de la AFI, durante el gobierno de Cambiemos. Según fuentes del juzgado, ninguno de los dos respondió preguntas de lo fiscales, aunque el abogado de Arribas dio la versión que su defendido “prestó una declaración muy amplia” . La idea fuerza de los macristas es intentar la recusación de los fiscales, para dilatar e intentar llevar el juicio al “más amigable” Comodoro Py. 

El desfile no concluye aquí: más adelante, Arribas y Majdalani, deberán comparecer en una instancia posterior por los delitos de armado de fichas ideológicas de periodistas acreditados para cubrir las cumbres internacionales en la Argentina. También está pendiente el llamado por la intrusión de 88 cuentas de correo electrónicos de periodistas, políticos, gremialistas y hasta religiosos. También está en espera de llamado, la causa que los involucra en la compraventa de armas de la Agencia. Arribas por su parte deberá responder por las presiones al Poder Judicial desde la denominada “Mesa Judicial” que integrarían Peña, Arribas, “Pepín” Simón, Angelici y Macri. 

Majdalani ha sido sindicada, por varios ex espías que declararon ante la Bicameral y también en los tribunales de Lomas de Zamora, como la responsable de dar la orden del espionaje ilegal. Majdalani, Incluso, habría solicitado informes previos sobre el avance de las tareas. Fuentes cercanas a la ex diputada y subdirectora de inteligencia, afirman que habría mandado un mensaje claro a la dirigencia PRO: “Si caigo yo, caen todos”.

Martín Coste, último director de Contrainteligencia del macrismo, solicitó que su declaración ante la bicameral sea incorporada al expediente antes de ampliar su indagatoria. Coste habría afirmado ante la bicameral (el contenido de la misma es secreto, aunque las filtraciones han sido confirmadas por varias fuentes) «el director general de Operaciones era la subdirectora Majdalani” también cargó contra las incorporaciones de los nuevos espías que ingresaron durante la gestión cambiemos: «venían de personal político-partidario y que la respuesta habitual al personal de carrera de la agencia era «si tenés algún problema hablalo con el Señor Cinco o la Señora Ocho».

El cerco se sigue cerrando hacia arriba en la cúpula macrista: ya traspasó la orbita de Martinengo y Nieto. Los cañones ya están apuntando por encima de Arribas y Majdalani. Pocos consideran que, el fruto obtenido del espionaje ilegal, fuera para satisfacer la curiosidad “voyeurística” de Arribas y Majdalani. Siendo que solo dos escalones separan de Nieto, Martinengo, Arribas y Majdalani de las máximas autoridades de la Nación hasta 2019, las responsabilidades de estas acciones ilegales solo podrían tener dos nombres: Peña o Macri. Mientras tanto, los dos popes de la inteligencia del Macrismo, dilataron lo inevitable en busca de un juzgado amigo en el Barrio de Retiro.   

Rodrigo Mas
Foto: Imanen capturada por C5N

Comentar con facebooks
Artículo anteriorLucas murió de un solo balazo
Artículo siguienteSudáfrica en camino a ser el nuevo Brasil