Tras la defección de Jorge Macri, pre candidato a Diputado Nacional con mayor intención de voto en el espacio, las dos listas que presenta la alianza de derecha buscarán repuntar el paupérrimo resultado obtenido en 2019. Para esta renovación, el rebautizado espacio conservador decidió importar a dos candidatos: Diego Santilli, hasta la pasada semana Vicejefe de Gobierno y Secretario de Seguridad de CABA y al médico mediático Facundo Manes. El lavado de cara del armado bonaerense, que supo exhibir a personajes como María Eugenia Vidal y Cristian Ritondo, decidió que era mejor colocar, a los remanentes de la gestión Macri, lo más lejos de la luz posible. El intento de unidad declamado por el primo Macri, no fue suficiente para motivar a los radicales, que vieron la posibilidad de liderar el espacio con los votos del interior y decidieron accionar al respecto, con el apoyo de los que fueron culpados de la derrota del PRO por el mismo Mauricio Macri. 

Las listas quedaron divididas y es por eso que a Santilli lo acompañará la denunciadora serial, Graciela Ocaña, Diputada Nacional que cuenta en su haber con haber sido despedida del Ministerio de Salud de la Nación por haber permitido la llegada de la gripe H1N1 sin tomar medidas y por haber permitido la salida de efedrina para que terminara en manos de terceros países para producir precursores químicos destinados a la generación de estupefacientes ilegales. Ocaña también presenta el triste récord de ser la persona que denunció el plan Qunita, que le quitó la posibilidad de una primera infancia digna a miles de niños carentes al frenar la implementación del mismo y de haberle causado un perjuicio al Estado por los vencimientos de los productos que integran el Kit y el almacenamiento en depósitos judiciales. También tiene en su haber la afiliación compulsiva de indigentes y aportantes truchos a la campaña bonaerense del PRO en 2017. Su antikirchnerismo y la falta de nuevos cuadros le permite seguir conservando una cuota de poder pese a los reveses judiciales sufridos. 

El tercer lugar en la lista de candidatos a Diputados Nacionales por la Provincia de Buenos Aires lo completa el “lilito”, Juan Manuel López, actual Diputado por CABA cuyo poco protagonismo en los últimos tiempos se reduce a la frase “Jugaron a la Geo-Política con la vacuna y se perdieron vidas. La sociedad los va a evaluar y, seguramente, castigar en las urnas”. El increíble acto de “proyección” del saladillense, muestra que compartir los slogans vacíos es motivo más que suficiente para ocupar un escaño en la lista conservadora.

La Abogada Marcela Campagnoli, buscará renovar su banca desde la cuarta posición de los candidatos a la Cámara Baja, La ex candidata a Intendenta de Pilar y quien denunciara a las Madres de Plaza de Mayo bajo la falsa acusación de querer prender fuego la Catedral, es otra de las lilitas que pasaron a ocupar posiciones de privilegio ante el descrédito de las principales espadas del espacio de derecha.

Walter Darío Valdéz Lettieri

Puede leer su blog aquí

Comentar con facebooks
Artículo anteriorFrente para “La Victoria”
Artículo siguienteEl Tren Fantasma porteño