Foto: Facebook Jair Messias Bolsonaro

Tras doce horas de incesantes rumores, el Primer Mandatario brasileño, confirmó que había dado COVID-19 positivo. Lo hizo a través de declaraciones a la prensa local desde el Palacio da Alvorada en el que se encuentra hoy, tras haber tenido que ser llevado al hospital ayer, cuando presentó los primeros síntomas de la enfermedad. En el mediodía de hoy, Bolsonaro, se reunió con los periodistas presentes y decidió quitarse el tapabocas para poder hablar, en un nuevo gesto de desprecio por la salud de los presentes. Explicó que se sentía “perfectamente bien” pero que fue llevado al hospital por el “malestar, cansancio, un poco de dolor muscular”. Los reportes médicos entregados a la prensa indicaban que el mandatario de ultraderecha había presentado 38 grados de fiebre y que su saturación de oxígeno estaba en 96%. Por esta razón se le realizaron una tomografía en el Hospital Militar que no mostró anomalías. Ante los síntomas, se resolvió realizar la prueba de coronavirus, También expresó que lo están tratando con “cloroquina y azitromicina”, medicamento que fue rechazado por todas las agencias de salud alrededor del mundo por las consecuencias graves que tiene sobre el sistema cardíaco.
Como para salvaguardarse de la “gaffe” de retirarse el tapabocas para hablar dijo que tendrá que establecer medidas «protocolares para evitar contaminación a terceros» y que está “en el frente de combate. Yo no huyo de mis responsabilidades”. El país que hoy lo encuentra contagiado, alcanza el segundo lugar en infectados del mundo (1.6 millones) y la tasa más alta de fallecidos, con 65000 brasileros que perdieron la vida a causa del coronavirus.

Redacción
Foto: Facebook Jair Messias Bolsonaro


Comentar con facebooks
Artículo anteriorEl PJ condenó el Panfleto de Juntos por el Cambio
Artículo siguienteA Patricia la bajaron el pulgar