El financiamiento, que estará disponible a través del Banco de la Nación Argentina, entidad que preside Eduardo Hecker, contempla el acceso a un monto equivalente a 2.000 salarios mínimos, vitales y móviles, recursos que de acuerdo a la capacidad crediticia del solicitante, podrán devolverse en un plazo de hasta 300 días.

La bonificación de 7 puntos de la tasa vigente se realizará a través del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP), que se complementará con otros 7 puntos del Fondo de la Transformación y Crecimiento (FTyC) de Mendoza, por lo que queda con una tasa final del 20,5%.

“Trabajamos todos los días en implementar medidas que lleguen a todo el país. Estamos convencidos de que las PyMEs son el eje de la producción y el trabajo, por eso ofrecemos herramientas de asistencia técnica y capacitación para su crecimiento, y abaratamos el financiamiento llevando las tasas a niveles muy bajos. Estamos convencidos de que estas políticas industriales, de desarrollo y financiamiento son clave para potenciar a la industria vitivinícola y generar más trabajo en el país”, afirmó Kulfas.

Como este medio ha informado recientemente, Según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, en noviembre pasado la exportación de vinos fraccionados trepó un 21% interanual en volumen y un 25,2% en divisas, lo cual supone ingresos por valor de unos 75 millones de dólares.

Por ello cabe interpretar que la medida, se enmarca en la firme decisión del Gobierno Argentino, de promover toda actividad productiva sustentable y amigable para con el medio ambiente, siendo importante destacar que la vitivinicultura es una actividad de notable importancia tanto a nivel provincial como en términos nacionales.

Al respecto, el titular de la cartera agropecuaria, Julián Domínguez, remarcó: “el presidente Alberto Fernández nos encomendó trabajar todos los días por los productores, para seguir desarrollando sus capacidades”. Además, destacó que “la vitivinicultura está creciendo con mucha fuerza tanto a nivel nacional como internacional”.

El presidente del Banco de la Nación Argentina (BNA), Eduardo Hecker, ratificó el apoyo al sector vitivinícola a través de financiamiento a tasa bonificada y apuntó a la decisión de «respaldar las necesidades y oportunidades de crecimiento de las MiPyMEs y ofrecer las herramientas necesarias para los distintos eslabones de la producción vitivinícola”.

.En ese sentido, el titular de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores (SEPYME), Guillermo Merediz, señaló: “El desarrollo de las economías regionales es central para el crecimiento del país. Por eso, trabajamos con los gobiernos locales para acompañar el entramado productivo de cada lugar».

Finalmente, el presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), Martín Hinojosa, indicó que “es una línea que permite que el sector se fortalezca, tenga financiamiento rápido y accesible para levantar la cosecha”.

La línea, dirigida fundamentalmente a asistir a productores mendocinos, bodegueros y cooperativas, de cara al inicio de la vendimia, estará disponible hasta el próximo 30 de junio. En dicho marco, los interesados podrán informarse con mayor detalle en las sucursales del Banco de la Nación Argentina y en la oficina del Centro de Ayuda PyME que posee el Ministerio de Desarrollo Productivo en la sede del INV en calle San Martín 430 de la Ciudad de Mendoza.

Cabe destacar que la Vendimia 2022, que en esta oportunidad será una fiesta presencial, gira en torno a la consigna “milagro del vino nuevo” y se desarrollará este año entre el 4 y 7 de Marzo próximos en la Provincia de Mendoza, tres días durante los cuales se presentarán diferentes espectáculos musicales y de danzas folklóricas sin olvidar la ya instala elección de la Reina Nacional de la Vendimia.

Afiche oficial de la Vendimia 2022, milagro del vino nuevo.

La ya muy tradicional celebración cuyana, destaca los factores culturales, las creencias y el esfuerzo quienes participan de una industria que representa el motor principal que tracciona a casi toda la economía mendocina.

Walter Darío Valdéz Lettieri

Puede leer su blog aquí

Comentar con facebooks
Artículo anteriorLa falsa vinculación de Perón con el fascismo
Artículo siguienteTahilade no descarta visitas de Vidal a la AFI