En el marco de la convocatoria al diálogo y búsqueda de consensos que propone el Gobierno Nacional y reclama el Fondo Monetario Internacional (FMI) el secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación, Gustavo Beliz, encabezó ayer en Casa Rosada, un nuevo encuentro del Consejo Económico y Social (CES). En la reunión se confirmó que el CES debatirá, con mayor sustrato político que técnico, aspectos vinculados con el Plan Plurianual que debatirá desde diciembre el parlamento nacional y donde se incluirán metas de crecimiento económico y pautas macroeconómicas que serán parte del cercano acuerdo que el país rubricará con el FMI.

Vale recordar que el pasado domingo electoral, el presidente Fernández confirmó que enviará dicho proyecto al parlamento en los primeros días de diciembre, en un guiño ante lo que pretende el FMI como una condición básica y excluyente para cerrar el acuerdo con nuestro país: que tenga consenso político y social.

Al respecto, en su habitual conferencia de prensa desde Washington, el vocero del FMI Gerry Rice enfatizó que para el FMI ““es importante que este plan tenga apoyo político y social y nuestro objetivo es ayudar a la Argentina y a los argentinos a sentar las bases para lograr un crecimiento más sostenido e inclusivo” para luego confirmar que el organismo está negociando con el gobierno argentino, aunque también advirtió “No tengo una actualización sobre cuándo se harán las reuniones. Continuamos trabajando para llegar a un entendimiento completo en un plan exhaustivo”.

Paralelamente, por estas horas crecieron las presiones que recibe el propio FMI de parte de bonistas privados que oportunamente ingresaron al canje de deuda cerrado por el ministro Guzmán. Los «bondholders» piden que la entidad redoble su rigidez hacia nuestro país, intimándole a incluir en el proyecto, metas fiscales, monetarias y cambiarias muy restrictivas, que en la práctica funcionen como una especie de «seguro anti-default» y mejoren la cotización que hoy muestran los bonos que recibieron de Argentina en 2020.

El reclamo de consenso que realiza el FMI, si bien amplio, se interpreta como una presión tácita del organismo dirigido hacia la propia coalición de gobierno. El fondo no duda que el programa de ajuste que aspira a firmar con nuestro país, contará con apoyo empresario y opositor, pero sí le genera incertidumbre que sucederá con la porción mayoritaria que integra el Frente de Todos, el kirchnerismo, cuyo rechazo a las típicas recetas recesivas que recomienda la institución, es más que justo y evidente.

Durante la cita en Casa Rosada y con un oído puesto en las declaraciones de Rice y otro en la interna del oficialismo nacional, empresarios, sindicalistas y funcionarios gubernamentales discutieron en un marco de pluralidad, el impulso a diferentes políticas públicas dirigidas a la generación de empleo genuino que buscan apuntalar la incipiente reactivación económica que ya comienza a percibirse en la República Argentina.

Ante consejeras y consejeros Beliz aseguró que “Comienza una nueva etapa para el CES que demandará más trabajo y reuniones, con perspectiva federal, potenciando los acuerdos y construyendo los consensos necesarios para un futuro promisorio en materia de desarrollo, cohesión social y crecimiento” y trazó lineamientos sobre los próximos debates que se llevarán a cabo en el Consejo, como una propuesta de ley para la promoción turística, otra de promoción del hidrógeno -una industria clave para el cambio de matriz energética en el país-, y un plan quinquenal para el desarrollo de la ciencia y tecnología, asociada a los sectores productivos con nuevas fuentes de financiamiento.

Al mismo tiempo, remarcó que se encuentra en desarrollo un abordaje integral sobre la transformación productiva de tierras fiscales, la gestión de la Hidrovía, una propuesta de Código de Ética Judicial y el próximo lanzamiento de una convocatoria para Innovadores e Innovadoras Gubernamentales.

Durante el plenario Iván Szczech, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, y Gerardo Martínez, secretario general de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) coincidieron al afirmar que ambas entidades impulsan la aplicación de nuevos alivios fiscales, a fin de promover la industria de la construcción, facilitar el acceso a créditos hipotecarios y trazar un horizonte de previsibilidad y estabilidad para el desarrollo de políticas públicas vinculadas al sector. “Este Consejo es la llave maestra de la concordancia y la concertación, estamos discutiendo los temas que hay que resolver y que son estructurales”, señaló Martínez.

A su turno José Martins, representante del Consejo Agroindustrial Argentino, destacó el trabajo en torno al proyecto de ley para crear un Régimen de fomento al desarrollo agroindustrial federal, inclusivo, sustentable y exportador. “Hay un potencial enorme, este Consejo tiene la tarea de romper las antinomias, de construir un país federal y generar oportunidades en el interior promoviendo inversiones”, indicó el también Presidente de la Bolsa de Cereales.

Una vez finalizado el encuentro el presidente de la Cámara Argentina de Comercio, Natalio Grinman expresó “se ha logrado un buen ámbito de trabajo, con opiniones diversas pero con objetivos claros y concretos de tratar de llevar adelante un Consejo Económico que termine plasmando en propuestas útiles para la gestión de Gobierno, de este o de cualquier Gobierno que venga en el futuro, es un buen ámbito de discusión”.

De la reunión plenaria, la decimosegunda que realiza el CES participaron los consejeros y consejeras: Alberto Barbieri, José Martins, Marita Carballo, Antonio Caló, Delfina Veiravé, Paula Bibini, Natalio Grinman, Gerardo Martínez, Iván Szczech, María del Carmen Battaini, Ana María Llois, Beatriz Tourn, Sergio Kaufman, Ediht Encinas, Marcelo Fernández, Ricardo Pignanelli, Alicia Bohren, Esteban Castro, entre otros y otras.

Walter Darío Valdéz Lettieri

Puede leer la nota en su Blog

Comentar con facebooks
Artículo anteriorSantander confirmó inversiones por 225 millones de dólares en Argentina
Artículo siguiente“No politicemos, no jodamos con esto. Que esto sirva para que no vuelva a ocurrir”