Durante la discusión de la Reforma del Ministerio Público Fiscal, el representante de la coalición conservadora, Ernesto Martínez, ensayó una “puesta en escena” para justificar el retiro de los proyectos presentados por Cambiemos durante su gestión para tal fin. El intento de abordar el apoyo del Frente de Todos a los proyectos por el lado de lo inaudito de la situación lo llevó a esgrimir: «no hay antecedentes de que se pueda citar un proyecto que haya sido retirado por el autor y haya sido tratado por el recinto».
Cuando el histrionismo legislativo parecía aplacarse, el Senador por Juntos por el Cambio, avanzó con un ofensivo mensaje a los integrantes de su coalición: «Esto corre por mi cuenta, luego del exhibicionismo ofrecido a la sociedad argentina en el día de ayer (por las declaraciones de Elisa Carrió apoyando la candidatura de Daniel Rafecas a la Procuración) comprando libros de derecho y haciendo pendan con operaciones mediáticas de una señora gorda». Para reafirmar la ofensiva acción verbal continuó: «el acuerdo de senadores de la oposición para llegar a los dos tercios» (…) «no existe ni existirá porque este interbloque no admite influencias externas, tengan el peso que tengan». Las lamentables declaraciones, merecieron una dura condena por las declaraciones gordofóbicas expresadas por el legislador conservador.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorReforma del Ministerio Público Fiscal en marcha
Artículo siguienteDolores Erchevehere quedó detenida