Desde la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), se informó la publicación del reglamento que incrementa la base, sobre el nivel de ingresos salariales, a partir de la cual los trabajadores deben abonar el Impuesto a las Ganancias. Dicho cambio regirá con la erogación de los salarios del mes de septiembre.

La medida que afecta más de 1.2 millones de trabajadores y que ya se habían visto beneficiados con la anterior corrección del mínimo no imponible, es parte de la promesa de campaña del Presidente Fernández, en la que se comprometió a corregir las asimetrías que el gobierno de Mauricio Macri generó al incorporar más de 1 millón de nuevos trabajadores al pago del tributo. De este modo los trabajadores que deberán tributar serán menos que en 2015.

De acuerdo a lo informado por la responsable de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont “La modificación en el Impuesto a las Ganancias es una herramienta que apuntala la recuperación del poder de compra de los salarios de las trabajadoras y los trabajadores” y que “los cambios se suman a las distintas medidas, impulsadas por el Gobierno, para fortalecer el proceso de recuperación económica”.

Aquellos que están comprendidos en remuneraciones mensuales entre $175.000 y $203.000 brutos, serán contemplados  dentro un régimen para una menor carga tributaria, disminuyendo la brecha establecida para el siguiente escalón que si debe abonar el tributo. El sueldo anual complementario no será computado mientras no supere los $175.000 de promedio del segundo semestre.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorAlberto Fernández y Fabiola Yañez esperan su primer hijo
Artículo siguienteAgredieron a Leandro Santoro