Según el Informe Final del Espacio Restaurativo, elaborado y presentado en la causa por MF Trust Company (Argentina) S.A., fiduciario del Fideicomiso Financiero Vicentin Exportaciones VIII, el concurso de acreedores de la cerealera Vicentín, está signado por la desconfianza, la desinformación y la falta de comunicación adecuada de todos los que en él han participado en relación al trato con los acreedores.

El documento, que ya forma parte del cuerpo del expediente que tramita ante el Juzgado de Primera Instancia Distrito N° 4 en lo Civil y Comercial, Segunda Nominación de Reconquista, Provincia de Santa Fe, asegura que la pesificación de las deudas sólo es defendida por los acreedores financieros y totalmente denostada por las otras categorías.

Según el análisis presentado por el coordinador del Espacio Restaurativo, Dr. Raúl Calvo Soler, los acreedores granarios (productores y corredores) consideran que el tribunal ya ha habilitado una quita (pesificación) y una espera (prórroga) aunque, en algunos casos, -esta segunda- es defendida.

En tal sentido, “los acreedores consideran en promedio que este concurso fue el resultado de una falta de manejo de la situación por parte de la concursada. Hubiesen podido resolverlo de otra manera” (…) “Hay un número importante de acreedores – consigna el diagnóstico – que considera que aquí ha habido y hay intereses ocultos (ilegales o no éticos) que son los que están condicionando el concurso”.

En otros tramos del duro informe se asegura que “Hay desconfianza respecto del trabajo de los auxiliares del juzgado y al comité de acreedores” al tiempo que sostiene que, “los trabajadores consideran que no se está explotando la empresa en toda su potencialidad y que sus opiniones no son tomadas en consideración en el concurso”. Asimismo la documentación consigna que “No es claro el papel que juegan los socios estratégicos” y avala la labor del espacio restaurativo “visto – tal indica el trabajo- como un lugar positivo para expresar lo que no se ha podido contar en otros espacios”. 

Finalmente, el escrito “considera que este espacio se implementó tarde cuando ya se había decidido el destino de los acreedores.”

Walter Darío Valdéz Lettieri

Puede leer la nota en su Blog

Comentar con facebooks
Artículo anteriorFeletti retrotrajo los precios y los fijó hasta enero
Artículo siguienteLecour: “El jurado fue muy serio en el análisis de la prueba”