Patricia se olvidó de la rebaja.
Bullrich, quien en su paso por la cartera de trabajo -en 1999-, rebajó un 13% los haberes de los jubilados -después de una década sin aumentos-, se quejó por el incremento anunciado a los pasivos por decreto. La misma Ministra que convalidó, con su presencia en el gobierno macrista, la demora de aumentos de un trimestre (20% aproximadamente) durante la campaña electoral y que silenció sus dichos sobre la fuga de 40.000 millones del Fondo de Garantía Solidaria del ANSES, habló de “estafa a los Jubilados”.

La Dirección de Asuntos Judiciales del Ministerio de Salud, a través de su titular, Gaspar Tizio, confirmó la presentación que formalizaron contra la ex Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich por considerar haber incurrido en un delito al acusar de “conductas que podrían ser penalmente reprochables, por parte del exministro de Salud de la Nación” y porque esas afirmaciones “pueden atentar contra la confianza de la población y podrían impactar en las negociaciones en curso”. 

La acusación proferida por Patricia Bullrich el pasado 23 de mayo en el programa del operador macrista, Luís Majul, fue terminante: acusar al ex Ministro González García de “intentar tener un retorno”. Luego, ratificó sus dichos en sus redes sociales, dónde -además- acusó a Sofía Tarragona de ser el nexo en esas negociaciones, en las que además se le imponía a la empresa americana “un socio local”. 

Los repudios de propios y ajenos, hicieron que Bullrich bajara los decibeles y corrigió sus palabras, pero aún no ha pedido disculpas formales por sus dichos o se ha retractado, por lo que esto habilitó al Ministerio a radicar la denuncia formal: “En virtud de la gravedad institucional que tiene, no solo para esta cartera, sino para toda la Nación la acusación realizada públicamente, es que se realizan las presentaciones con el fin de avanzar en la investigación de los extremos denunciados” y continúa “Las acusaciones realizadas respecto de las negociaciones por la adquisición de vacunas contra el virus COVID-19, pueden tener un gran impacto en la confianza de la población respecto de la campaña de vacunación” y concluye que “estos ataques pueden tener como consecuencia una desconfianza generalizada en el proceso de vacunación”.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorCondenan a 2 años de prisión por homicidio a Chocobar
Artículo siguienteLarreta vuelve a exponer a docentes y alumnos a los contagios por COVID-19