El Presidente de la Nación reclamó a los integrantes del Frente de Todos que “la unidad es absolutamente necesaria” y que hay que “estar unidos para que no vuelvan a gobernar los que ya lo hicieron y dejaron un daño incalculable”. Las palabras del presidente en El Destape Radio, Fernández dedicó tiempo a explicar sobre su relación con la dirigente más importante de la Argentina y vicepresidenta de su gobierno, Cristina Fernández.

“No existe la presidencia colegiada” fue el corolario de su explicación sobre la toma de decisiones en el gobierno que encabeza: “Yo escucho a todos, pero la verdad es que -el presidente- soy yo y, el que tiene que tomar las decisiones, soy yo y eso hay que entenderlo porque así funciona la república en Argentina”.  También destacó el aporte de los principales conductores del frente: “Yo valoro a todos: a Máximo, a Cristina, a Massa, pero lo que digo es cómo funciona un gobierno”. 

Fernández volvió a reiterar el pedido para “sacarle dramatismo” a las diferencias internas y reiteró que no encontrarán un “gesto que rompa la unidad» de su parte y reiteró su posición de ir a una interna en en las próximas elecciones : “Cuando yo planteé que rumbo al 2023 ir a unas PASO, dónde cada uno pueda representar lo que cada espacio contiene, lo hice, no para molestar a alguien, sino justamente para preservar esa unidad y que, luego, todos acompañemos. Eso es lo que quise hacer y es lo que voy a hacer. ;Más tarde volvió sobre el punto y reafirmó el pedido de unidad: “Yo respeto eso porque no todos debemos pensar igual y hay que respetar la diversidad, pero no podemos darnos el lujo de desunirnos, por la causa que sea, egoísmo, narcisismo, política”. 

Tras citar a Perón sobre el punto que la organización vence al tiempo, agregó que “debemos organizarnos en la divergencia, porque el peronismo nunca fue unidad de conceptos ya que siempre hubo, como decía Perón, muchachos más revoltosos y señores más conservadores. De aquellos revoltosos nunca fui y tampoco fui un conservador”. También hizo referencia al mote de moderado que le han asignado en los últimos tiempos “no las doy a los gritos, pero no soy moderado. Soy un tipo que tiene estos modos. Soy una persona que puede discutir en este tono de voz, sin gritar. ¿Qué hubiese pasado si caímos en ‘default’? Era un tipo de coraje… Pero habría empobrecido a los 45 millones de argentinos”.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorMemoria del Infierno macrista semana del 20 al 26 de Marzo
Artículo siguienteNegreapalooza