Los organismos de Derechos Humanos le enviaron una nota al Director Appiolaza para plantear un reclamo referente al predio de la ex Comisaría 7ma, edificio que fue utilizado integralmente como un centro  clandestino de detención torturas y exterminio (CCDTyE) del engranaje del Terrorismo de  Estado, durante la última dictadura cívico militar. 

“Desde esta primera caracterización del lugar, expresamos que todo lo que en ese  edificio se defina en función de su proceso de refuncionalización debiera ser puesto a  consideración en una Mesa de trabajo y consenso, que solicitamos se cree a tales efectos, tal  como ha sucedido y sucede en una treintena de sitios del terrorismo de Estado que son  refuncionalizados como Espacios de Memoria”, explican los organismos y aclaran “Consideramos que esa Mesa debe ser  convocada por el Municipio, como titular del edificio, contemplando la participación de  sobrevivientes del lugar, familiares de víctimas que por allí pasaron durante la dictadura,  organismos de derechos humanos que llevan décadas de lucha en materia de memoria, verdad  y justicia; y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación en tanto autoridad de aplicación  de la ley nacional 26.691 de señalización y preservación de sitios del terrorismo de Estado”. 

El pedido radica en seguir “los preceptos de la ley citada en tanto la ex Comisaría 7ma  fue un ex CCDTyE, por tanto un sitio del terrorismo de Estado en caso de su refuncionalización  hay pautas que son política de Estado para llevar adelante ese camino hacia un Espacio de  Memoria y Derechos Humanos, apelando al “garantizar la participación de organismos, sobrevivientes y  familiares, la ley 26.691 establece: Art. 6, punto B: “actividades educativas, de investigación,  capacitación y difusión relacionadas con los hechos allí acaecidos, así como también,  relacionados con la defensa irrestricta de los derechos humanos y la plena participación  ciudadana”. Art. 6 punto C: “garantizando la plena participación de los organismos de  derechos humanos de reconocida trayectoria”. Art. 6 punto E: “incentivando activamente la  participación de la sociedad civil mediante organismos de vasta trayectoria en la promoción y  defensa de los derechos humanos, sobrevivientes, familiares de las víctimas y organizaciones  sociales”. Art. 6 punto F: “Establecer canales apropiados de consulta permanente con  organismos de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil en el diseño de las  políticas públicas de memoria”. 

El pedido tiene su origen en lo que los organismos defensores de los derechos humanos  entienden “se ha cedido el uso del edificio (o parte del mismo, no podemos afirmarlo  porque no se nos brinda información oficial) a una Fundación privada, denominada  Undercode. Esto ha sucedido de manera inconsulta ya que aún no se ha conformado la ya  mencionada y solicitada Mesa de Trabajo. Nos genera rechazo, y lo expresamos en esta  oportunidad, que una fundación que no tiene vinculación con la defensa de los derechos  humanos y la memoria haya sido ingresada al edificio en estas circunstancias. Esto agravado  por las expresiones “banalizadoras” del lugar realizadas a través de redes sociales que han hecho  miembros de esa fundación, e incluso enfrentando a medios que informaron sobre el tema. En  esa ocasión, además, la banalización no fue solo del lugar sino también de los hechos, de los  delitos de lesa humanidad, allí cometidos. Entendemos que esto es posible justamente porque  no hay una instancia en la que se acuerden parámetros para la utilización del lugar”.  

Los organismos encuentran esta postura de modo contrariante dado que “Nos ha llegado una invitación a conformar un Consejo Consultivo en materia de derechos humanos municipal. Este órgano prevé la participación de un miembro por parte de  organismos de derechos humanos, a tal efecto, proponemos nombrar un representante y un  suplente, necesario por cualquier contingencia del titular. Entendemos que dicho Consejo  tendrá los amplios lineamientos establecidos por normas municipales, sin embargo –y  justamente por una razón de especificidad del tema-, el proceso de refuncionalización de la ex  Comisaría 7ma como Espacio de Memoria debe tener una Mesa de trabajo conjunta específica,  con periodicidad y conformación propia , articulada con dicho Consejo”, por eso “los organismos de derechos humanos estamos organizados y trabajando en una  propuesta respecto del naciente Espacio para la Memoria ex Comisaría 7ma, esperamos poder  poner a consideración este proyecto en la instancia conjunta solicitada” y por lo tanto “Instamos, entonces, a tener prontamente una reunión para tratar estos temas, si no es  posible una reunión presencial por la situación de pandemia vigente, solicitamos que sea a  través de una plataforma virtual, para lo cual ofrecemos la plataforma Zoom. Esperamos su pronta respuesta y convocatoria”. 

Hasta el momento de la nota no se ha recibido respuesta del representante comunal o del mismo Jefe Comunal.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorUribarri defendió el voto argentino en la ONU por los abusos de Israel en territorios palestinos
Artículo siguienteLa Comisión del revés