De antivacunas y anticuarentenas

Desde el comienzo de esta pandemia asistimos a un brote de algo, tan malo como el mismo coronavirus: una manada de “lobbystas” del movimiento antivacunas se han hecho fuertes y aparecen con mayor asiduidad en los medios de comunicación locales.  Disfrazados de expertos, los hemos podido ver como panelistas en magazines vespertinos e incluso en los horarios centrales de los canales de mayor rating. Amparados en la nula formación periodística de modelos devenidas en conductoras, la semana pasada se pudo ver a Chindra Brandolino, tener casi nueve minutos de espacio en los medios que, en plan negacionista, habló de “Falsa Pandemia” o que (el COVID-19) “genera menos muertos que otras enfermedades respiratorias”. También se la pudo escuchar, con total desconocimiento del caso, decir que “no hay control de las vacunas que se dan en la Argentina” dado que son importadas, negando el trabajo que ANMAT realiza desde hace décadas en el país y los protocolos aplicados para la aprobación de un producto farmacológico. Para rematar el “rosario” de teorías conspirativas aseveró que “la vacuna de influenza (antigripal) hace interferencia viral y hace desarrollar el coronavirus”. 

En otro tramo de la “entrevista” y, aprovechando la militancia de la modelo en los grupos antiderechos, Brandolino intentó “llevar agua para su molino” ligando a los que quieren una vacuna con aquellos que promueven la interrupción voluntaria del embarazo (IVE). 

Cabe recordar que Brandolino fue una de las exponentes en el debate sobre la IVE en el Congreso el pasado 2018. Es decir que, esta galeno, es especialista en concepción, cuestiones sociológicas relacionadas con el embarazo no deseado, enfermedades de vías respiratorias, pandemias y mucho más. Brandolino durante el debate en el Senado, se presentó como “Directora de la ONG PRO Familia y Acción”. Durante la exposición al Congreso agregó que su presencia era como “Titular de Cátedra de la Universidad Católica de Salta”. En la entrevista con la modelo, dijo ser “Forense”. La doctora no es especialista en ninguna materia, es simplemente una “hábil declarante”, una “lobbysta” de grupos ultraconservadores. Para confirmación de esto, basta su participación en el Congreso Internacional Identitario (CII) de 2015 de México. En ella se la pudo ver departiendo amenamente con activistas del nazismo. Esto exime de mayor tratamiento del caso Brandolino.

El “lobbysmo” expresado por Brandolino no es el primero ni será el último: Al principio de la pandemia se viralizó un video muy bien editado, donde una señorita, que jamás dice su nombre y en un seductor acento caribeño, lanzaba una furibunda campaña en contra del aislamiento y hacía una velada defensa del movimiento antivacunas. 

Debate en el programa Hay Que Ver conducido por Denise Dumas y Jossé M. Listorti

Día a día podemos ver panelistas que van girando por los canales de TV lanzando consignas anticuarentena y antivacunas. Conductores, poco formados, no re preguntan o contrastan los dichos falaces, permitiendo así, un aval tácito de dichas posturas. Productores televisivos que prefieren la polémica -que genera rating- a frenar mensajes nocivos, atentan contra políticas sanitarias que llevan años de diseño y millones de pesos en su implementación. Basta solo traer a la atención que enfermedades erradicadas en la Argentina, han vuelto por la “movida antivacunas” difundida y amplificada por los medios como “una tendencia”. Esto mismo puede suceder con esta pandemia si, personajes mediáticos, siguen dando directivas y consejos sobre salud pública. 

De nosotros depende cumplir y reclamar el hacer cumplir las leyes sanitarias. De las autoridades depende el poder punitivo para que sean ejecutadas a rajatabla. De los medios depende la responsabilidad de no difundir mensajes y personajes que manejan una “agenda oculta”, es crucial para poder salir de esta pandemia con el menor número de víctimas por la enfermedad. La infodemia, producto del brote de “lobbystas” antivacunas y anticuarentena, es una realidad tangible. Depende de todos frenar la propagación de esta otra pandemia.

Rodrigo Mas

Video: Hay Que Ver

Comentar con facebooks
Artículo anteriorAnuncian la continuidad de la Cuarentena
Artículo siguiente“No voy a dejar que el hambre suceda durante la pandemia”