Los mensajes que Ajmechet subió a la red social de 280 caracteres, fueron descriptos por Bullrich como “un historial de una persona que trabajó siempre como historiadora” y que “los twits, son todos en un sentido irónico”. La falacia declarada por Bullrich no tuvo en cuenta que los últimos mensajes en la red social Twitter que se le reprochan a Ajmechet, datan de 2019 y se refieren a la noche de los lápices. Allí nadie le sacó de contexto ni infirió algo que no sea lo que puso “Los estudiantes eran militantes y creían que las armas y la revolución eran la forma de hacer política. El Estado decidió reprimir y asesinar ilegalmente para frenarlo” y remata “Tenemos una democracia madura. Podemos hablar sin metáforas sobre estos años trágicos de la historia reciente”. En este mensaje en el que Ajmechet iguala la suerte de los estudiantes desaparecidos con el Terrorismo de Estado. 

En lo que tiene razón Bullrich, es en que se trata de un “historial”: los mensajes de Ajmechet tienen un largo historial de mensajes nazis (“Haga Patria, mate un Judío”, 19mar13), anti Malvinas (“Yo me pregunto si a todos los diputados la cuestión Malvinas les pesa más que la elección de las personas que viven ahí. No hay ninguno que crea que hay que soltar y dejar las Malvinas a los falklanders (o como se llamen)?” 5ago20) o anti estudiantes (“Desperdicié la oportunidad de atropellar un grupito de estudiantes del Pellegrini. Sepa la patria perdonarme”, 02jul12), pero no tienen nada de irónicos. Esta muestra es parte de comportamiento habitual de la historiadora mitrista: la provocación. Decenas de mensajes violentos son parte de su habitual interacción en la red social del pajarito azul. 

Personajes marginales con mensajes violentos como los de Sandra Pitta, Discursos misóginos como los de Fernando Iglesias, acciones nazis y persecutorias como las de Hernán Lombardi no son un anomalía en Cambiemos, Juntos por el Cambio, Juntos somos Más, Juntos o como sea la nueva etiqueta conservadora, es la constante en un espacio que abroquela a los más siniestros personajes de la política vernácula. Negri, Elías de Pérez, Cornejo, Carrió, Olivetto, Zuvic, Macri, Massot, Olmedo, Peña, Etchevehere, Morales, Juez, Ocaña entre tantas otras figuras de este verdadero Tren Fastasma, sólo funcionan con un sostén mediático. De otra manera, la misma sociedad, ya hubiera aislado a estos, personajes que solo han traído un recrudecimiento de la violencia política que está naturalizada y de la que Ajmechet es solo el “sabor del verano” del nuevo intento de restauración conservadora. Septiembre es un buen momento para impedir que, como los trajes estilo División Miami, la violencia política de la derecha vuelva a ponerse de moda.

Patricia Bullrich defendió a Ajmechet y dijo que sus tuits fueron en «sentido irónico»

La titular del PRO aseguró que «de ninguna manera» le pedirá la renuncia a la candidata de Juntos por el Cambio que había publicado frases tales como «Haga patria, mate un judío» o «Las Malvinas no existen. Las Falkland Islands son de los kelpers».

La titular del PRO, Patricia Bullrich, reafirmó este jueves la precandidatura a diputada nacional de Juntos por el Cambio (JxC) en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de Sabrina Ajmechet, y dijo que «de ninguna manera» va a pedir su renuncia, en respuesta a las repercusiones causadas por publicaciones en su cuenta de Twitter.

Ajmechet, séptima de la lista que encabeza María Eugenia Vidal en la Ciudad de Buenos Aires, había sido cuestionada por publicaciones encontradas en su red social con frases tales como «Haga patria, mate un judío» o «Las Malvinas no existen. Las Falkland Islands son de los kelpers» 52020).

En la misma línea, la precandidata había escrito en 2015 que «La creencia en que Las Malvinas son argentinas es irracional, es sentimental. Los datos históricos no ayudan a creer eso».

La precandidatura de Ajmechet fue objetada por varios sectores, entre ellos excombatientes y familiares de caídos en Malvinas y hasta por el senador nacional de la UCR por Tierra del Fuego Pablo Daniel Blanco, quien le pidió a la precandidata que «se retracte públicamente a la brevedad» por haber cuestionado la legitimidad del reclamo de soberanía que la Argentina mantiene sobre las Islas Malvinas.

Este miércoles en tanto, un documento elaborado por una veintena de organizaciones entre las que se encuentran, gremios docentes porteños y centros de estudiantes de los institutos de formación docente exigieron al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la inmediata renuncia de Ajmechet, actual funcionaria del ejecutivo porteño, además de precandidata.

En su defensa de Ajmechet, Bullrich sostuvo este jueves que.

Por otro lado, la exministra de Seguridad criticó a Margarita Stolbizer por mostrarse «sorprendida» por la presencia de Jesús Cariglino en la lista de Facundo Manes.

«No hay que ser hipócritas», indicó Bullrich, y concluyó: «(Jesús) Cariglino estuvo y Margarita (Stolbizer ) no. Venir con una vara ética cuando vos fuiste parte de un peronismo que terminó con el oficialismo no me parece adecuado».

Rodrigo Mas
Editor de Argentina Informada

Comentar con facebooks
Artículo anteriorContinúa el enfrentamiento en la Alianza Conservadora
Artículo siguienteLa primera “Olímpica” argentina