En la tarde de ayer el Presidente de la Nación encabezó la reunión del Consejo Federal contra el Hambre, en la que el Presidente anunció la suba de la asignación mensual en la Tarjeta Alimentar, instrumento monetario destinado a la compra de alimentos en los comercios de todo el país.

La quinta reunión del Consejo sirvió para poder analizar el curso de la pandemia por coronavirus que afecta a los argentinos tras cuatro años de macrismo. Las declaraciones del presidente son el reflejo de la situación imperante “Nada me preocupa más que el hambre de los argentinos” y su decisión de incluir “a los niños y niñas de hasta 14 años” con un monto que “se ampliará a 12.000 pesos para los hogares de tres o más niños”, dispuestos de la siguiente manera: «la madre de un hijo cobrará 6 mil pesos; el bono de 9 mil pesos lo recibirán los que tengan dos niños y se incrementará a 12 mil pesos para los que tengan 3 o más hijos», ampliando la edad para poder recibir esa ayuda hasta los 14 años inclusive». Esta ampliación ahora llegará a cuatro millones de beneficiarios superando al millón novecientos mil que regía hasta ayer.

En declaraciones radiofónicas a la radio El Destape, el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, declaró que, esta ampliación del alcance de la tarjeta, alcanza “los 250.000 millones de pesos de esfuerzo fiscal” para poder llevar alimentos a la mesa de los argentinos.

EL Ministro Daniel Arroyo también anunció en el día de ayer una canasta de productos consensuados con los productores que se venderán en 60 mercados y llegarán con precios diferenciados, que permitirán aliviar la carga sobre los hogares y funcionarán como precio de referencia de mercado.

Desde las organizaciones sociales recibieron con beneplácito las medidas y bregaron por seguir luchando por un acceso efectivo a los alimentos y al trabajo de calidad.

Redacción

Comentar con facebooks