No es ninguna novedad que la derecha vernácula suele usar las redes sociales para amplificar mensajes de odio, intentando boicotear cada una de las iniciativas del gobierno nacional, pero muchas veces, esos mensajes (no importa que tan vacío sea el mismo), calan hondo en su electorado, aunque carecen de respuesta por parte de gran parte de los usuarios de las mismas. Ayer no fue el caso y la oposición fue vapuleada, una vez más en las redes, por su postura en contra de la medida que suprime la financiación en cuotas para la compra de pasajes y hospedajes en el exterior para colaborar en la utilización de los mismos en la compra de bienes de producción para el crecimiento y, de forma indirecta, también fortalece el turismo nacional. 

La verborragia de Patricia Bullrich suele jugarle malas pasadas, su falta de contexto y muchas veces sus posturas ultraderechistas la colocan “off side” de la jugada política. Su mensaje en las redes iniciaba con un “irónico” pedido al primer mandatario: “Presidente: tengo que ir a hacer compras, ¿me da permiso? Porque en la Argentina Ud. decide desde el precio de la carne los fines de semana hasta las cuotas de los pasajes. A ver: ¡gobierne! La Argentina tiene 45 millones de seres libres, ¡no esclavos de sus estúpidas decisiones!”. Las respuestas no tardaron en llegar los mensajes le recordaron su viaje a Córdoba, para la realización de una de las tantas “Marchas del Odio” que lideró la Presidenta del PRO, en los que usó pasajes gratuitos de la Cámara de Diputados sin pertenecer al cuerpo de legisladores. También le recordaron que los dólares fugados que hoy están faltantes lo hicieron durante la gestión de Macri de la que ella fue Ministra de Seguridad. Otros más memoriosos le recordaron el recorte del 13% a los Jubilados cuando ocupó el cargo de Ministra de Trabajo de la primera Alianza conservadora de 1999 durante el gobierno de De La Rúa. 

Otro que decidió voluntariamente exponerse al escarnio público fue el creador del “Mendoexit” y líder de la UCR residual, Alfredo Cornejo, quien intentó armar una “lógica con fórceps” que permitió que los usuarios de Twitter se divirtieran a sus expensas: “Nos encerraron a lo loco y a lo malo con la excusa de la pandemia. Ahora prohíben pagar en cuotas los viajes al exterior, otra manera de encerrarnos y liquidar la economía. ¿No era mejor implementar una economía más sensata dejando la ideología de lado?”

Desde la red del pájaro azul, le respondieron recordándole no solo que no existe tal prohibición, sino que no hay razón para financiar desde el Estado dichos consumos. También se les recordó que fue la Alianza Conservadora que gobernó desde diciembre de 2015 al Diciembre de 2019 la que eliminó los consumos en cuotas sin interés en todos los rubros, en 2017, bajo la conducción de Francisco Cabrera en el Ministerio de Producción, para compensar a los bancos, aportantes de campaña que ayudaron al rejunte de derecha a llegar al gobierno. También le hicieron de ayuda memoria respecto al endeudamiento externo realizado por la gestión macrista.   

Otra que no pudo evitar caer en la tentación de la vergüenza ajena, fue la casi siempre eufórica Silvia Lospenato, quien intentó trabajar sobre los afectos para culpar al Gobierno “No nos van a dejar ni visitar a nuestros afectos que emigraron”.

Las devoluciones a la fingida “sensiblería” de la diputada amarilla fueron terminantes:  

Una de las respuestas más originales fue “Acá te dejo un consejo que te puede servir” e inmediatamente debajo se podía leer el tweet de 2017 del Diputado electo, Martín Tetaz: “¿Puede pagar la cuota? Si puede, ahora la ahorra y compra contado doce meses después… más barato. O se ahorra el robo de los créditos personales”. También fue depositaria del Tópico en tendencia #IndignaciónSelectiva que recibieron varios integrantes de Juntos por el Cambio que durante muchos años pidieron la baja o desaparición de subsidios y ahora se oponen a que el Estado subsidie la salida de dólares por Turismo al extranjero. 

El opositor que pudo salvar su vestimenta digital, pese a haber comentado sobre el asunto, fue el liberal, Carlos Maslatón. El verborrágico dirigente posteó en las redes “No es función del BCRA ni del estado darte cuotas de USD baratos para que vos viajes. Eso lo tenés que ir a buscar vos al sector privado y al precio de mercado, no al precio subsidiado por los pobres de la Argentina. Viajá en cuotas a tu propia cuenta y riesgo financiero”, sorprendió a propios y ajenos respaldando la medida gubernamental, usando los principios que se vanagloria en defender. Dicha jugada rindió sus frutos ganándose la calificación del Peronista menos pensado.

Comentar con facebooks
Artículo anteriorBeraldi: “Nunca hubo nada, era una causa armada con muy buena difusión”
Artículo siguienteDe silencios y curiosidades