Tras ser denunciado el pasado fin de semana por su pareja, Rubén Edgardo Marcell, se encontraba prófugo. Al entregarse, pesaban sobre su persona, un pedido de captura por el violento ataque sufrido por su mujer en el domicilio conyugal en el Partido de Tigre, Provincia de Buenos Aires. Marcell se presentó ayer en compañía de su abogado en Unidad Funcional de Instrucción especializada en Violencia de Género de Tigre, que lleva adelante el fiscal Diego Callegari. 

Marcell quedó detenido y será acusado de “lesiones leves doblemente agravadas por el vínculo y violencia de género, amenazas coactivas agravadas”, pero también por los objetos ilegales hallados en su domicilio. Durante el allanamiento pudieron recuperarse un arma de guerra sin registro pertinente y una moto, marca BMW, que figura como robada desde 2019, por lo que se lo acusará también por la “tenencia ilegal de arma de guerra y encubrimiento triplemente agravado por ser un hecho grave, cometido por un funcionario público y con ánimo de lucro”, por el rodado con identificación adulterada que poseía.

La denuncia formulada por la víctima incluyó el relato de la amenaza contra su vida “Me amenazó con el arma de fuego reglamentaria y en casa tiene dos armas”, confirmaron desde la fiscalía. También pudo conocerse que el Comisario rompió a puntapiés la puerta del quincho en la que se había refugiado la víctima ante el inminente ataque. «Te voy a matar. Vos no me vas a denunciar ni a arruinar la carrera», fue la frase asentada en la denuncia policial.

Tras la denuncia, y ante el riesgo inminente sobre la vida de la víctima los Fiscales Miozzo y Callegari pidieron al Juez de Garantías de San Isidro, Orlando Díaz, que efectivizara la captura de Marcell. Sus abogados no pudieron obtener la eximición de prisión y se mantuvo prófugo hasta el día de ayer.

Redacción

Comentar con facebooks
Artículo anteriorArgentina alcanzó las 50 millones de vacunas en el país
Artículo siguienteEl Gobierno de Macri desvió el 41% del Presupuesto 2016